Alejandro Rincón Moreno | EFEBogotá

¿Qué verificamos?

Un vídeo viral prueba el uso de papeletas fraudulentas en las elecciones presidenciales del pasado domingo en Bolivia para facilitar la victoria de Luis Arce, el candidato del partido de Evo Morales.

Conclusión

No es cierto. El vídeo fue grabado en los polémicos comicios de 2019 cuyos resultados oficiales dieron la victoria a Evo Morales para un cuarto mandato.

Un vídeo en el que un grupo de bolivianos denuncia que una caja de material electoral contiene decenas de papeletas marcadas a favor del Movimiento al Socialismo (MAS) se ha hecho viral en redes sociales como supuesta prueba de fraude en los comicios presidenciales del domingo pasado, pero la grabación es de 2019.

Más de 2,8 millones de visualizaciones acumulaba en sus tres primeros días la publicación de este vídeo por un usuario de Facebook que lo acompañaba con el siguiente mensaje: "Otra vez. Fraude el MASSSS". La grabación también circula en Twitter con comentarios como "Hubo fraude del MAS" o "Pruebas!!! Papeletas electorales marcadas!!!".

La difusión de este vídeo coincidió con el lento recuento de los votos emitidos el pasado domingo por los bolivianos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, cuyo resultado provisional situó como vencedor a Luis Arce, candidato del MAS y exministro de Economía en el Gobierno de Evo Morales, tal como reconocieron su principal rival y la Organización de Estados Americanos (OEA).

En los 25 segundos que dura la grabación se puede ver a un grupo de personas que desembalan un paquete de papeletas electorales sobre una caja abierta en el suelo de la calle y denuncian que en todas ellas está ya marcada la candidatura del MAS, movimiento político que lidera el expresidente Morales, ahora en el exilio en Argentina.

 "Ni uno marcado por Mesa (en alusión al expresidente Carlos Mesa), ni uno, todos por el MAS", se oye decir en el vídeo a un hombre que señala los tarjetones electorales, mientras otro grita: "¡Están haciendo fraude aquí!".

Se usó para denunciar la reelección de Morales

En realidad, este vídeo fue grabado en 2019 y formó parte de varias denuncias formuladas entonces por algunas organizaciones sociales después de los polémicos comicios presidenciales que otorgaron un cuarto mandato a Morales. Además, las papeletas no se corresponden con las utilizadas en las elecciones del pasado domingo.

A través de la búsqueda inversa de un fotograma clave, se evidencia que la misma grabación fue usada el 21 de octubre del año pasado por la Fundación Internacional Latinoamérica Libre en un artículo de su blog titulado "Bolivia: Fraude electoral para 4ta relección de Evo Morales".

En ese texto, la organización adjunta varias grabaciones provenientes de todo el país para ilustrar sus denuncias sobre irregularidades en esa contienda electoral.

Asimismo, el vídeo ahora viral deja ver con claridad la conformación de las papeletas electorales supuestamente fraudulentas y permite comprobar que su diseño no coincide con el anunciado por el Órgano Electoral de Bolivia en febrero (las elecciones estaban previstas en principio para el 3 de mayo). Tampoco incluye las ocho candidaturas que concurrieron a estos últimos comicios, sino nueve.

De hecho, la ubicación de los nueve candidatos en el tarjetón electoral y los colores de cada una de las candidaturas coinciden con el diseño de las papeletas que utilizaron los bolivianos en los comicios presidenciales de octubre de 2019.

Uno de los elementos que ha permitido a este material visual pasar por novedoso es el hecho de que en él se denuncia que "ni uno solo" de los tarjetones está "marcado por Mesa", en referencia a Carlos Mesa, que presidió Bolivia en el periodo 2003-2005 y que ahora era el máximo rival de Luis Arce.

Lo cierto es que Mesa, líder del partido Comunidad Ciudadana, fue también aspirante presidencial en los comicios de 2019, a los que corresponden realmente las imágenes del vídeo. Unas elecciones en las que quedó en segunda posición tras Evo Morales, según los resultados oficiales.

Unos polémicos comicios que acabaron en exilio

Los comicios presidenciales del 20 de octubre de 2019 estuvieron marcados por múltiples acusaciones de fraude electoral a favor del expresidente Morales, quien poco después se vio forzado a salir del país por lo que él denunció como un golpe de Estado.

En aquella polémica cita electoral, Morales fue elegido para un cuarto mandato consecutivo con un 47,08 % de los votos, el porcentaje más bajo de los obtenidos en los comicios en los que había resultado ganador.

Con ese porcentaje revalidaba su mandato gracias a su ventaja superior a 10 puntos sobre Mesa (36,51 %), pero enseguida surgieron denuncias de fraude, ya que durante casi todo el escrutinio parecía que su rival disponía de margen suficiente como para garantizarse ser candidato en una segunda vuelta.

Las acusaciones rápidamente se convirtieron en manifestaciones -algunas con choques violentos- en las principales ciudades de Bolivia, lo que llevó a Morales a dejar la Presidencia en noviembre y abandonar el país tras denunciar un "golpe de Estado".

Actualmente, reside en Buenos Aires junto a sus hijos, si bien esta semana ha manifestado que "tarde o temprano" volverá a Bolivia, después de participar activamente desde el exilio en la campaña electoral de Luis Arce.

La figura de Arce, nuevo presidente electo boliviano, está íntimamente ligada a Morales, pues fue su ministro de Economía durante doce de los casi catorce años consecutivos de su mandato, y se le considera el artífice del despegue económico de Bolivia en los últimos lustros.

Lento y cuestionado recuento

El lento recuento de los votos de las elecciones del pasado domingo, que no ha concluido hasta este viernes, ha generando durante la semana algunas protestas en Bolivia e incluso sospechas sobre su fiabilidad, aunque el triunfo de Arce y el MAS y había sido ampliamente reconocido.

Finalmente, con el cien por cien de los votos escrutados, Arce ha confirmado su triunfo con un 55,09 % de los sufragios, frente al 28,83 % de Carlos Mesa, quien ya reconoció el lunes como vencedor al candidato del MAS y se declaró líder de la oposición al futuro Gobierno.

El tercer candidato más votado es Luis Fernando Camacho (Creemos), con un 14 % y el voto concentrado en la región de Santa Cruz, la mayor y más poblada del país, además de motor económico de Bolivia, donde organizaciones cívicas con un importante peso social han anunciado que no reconocerán el resultado y han convocado un paro contra lo que consideran un fraude electoral.

El presidente electo, cuyos resultados superan a los que logró Morales en su primera victoria de 2005, expuso esta semana en una entrevista con EFE sus planes para un Gobierno "renovado" y su intención de "gobernar para todos", así como de tender puentes a la oposición.

Fuentes:

- Artículo "Bolivia: Fraude electoral para 4ta reelección de Evo Morales". Fundación Internacional Latinoamérica Libre. 21 de octubre de 2019.

- Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia (OEP): Ubicación de las franjas de los candidatos en la papeleta de sufragio para las elecciones generales de 2020.

- Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia (OEP): Ubicación de las franjas de candidaturas en la papeleta de sufragio para las elecciones generales de 2019.