Miguel Ángel Moreno | EFEMadrid

¿Qué verificamos?

La Dirección General de Tráfico ha enviado multas por correo electrónico para que los ciudadanos puedan gestionar el pago a través de esa vía.

Conclusión

La DGT nunca envía multas por correo electrónico. Es un intento de fraude por el que ciberdelincuentes intentan acceder a datos confidenciales del destinatario.

La Dirección General de Tráfico no envía multas por correo electrónico, como pretende hacer creer un mensaje que ha vuelto a ser enviado de forma masiva dos meses después de que comenzara el confinamiento por el coronavirus y que encubre un intento de fraude para acceder a datos privados de los destinatarios.

En los últimos días, muchos ciudadanos han recibido un correo electrónico en el que, bajo el logotipo del Ministerio del Interior y la DGT, se les notifica que han detectado en su sistema "un registro de multa de tránsito no pagada" que correspondería al destinatario.

"Administración electrónica. Paga tu multa". Este es el conminatorio encabezamiento del supuesto mensaje de la DGT, que anima al ciudadano, para obtener "mayor información sobre la multa de tránsito", a abrir un enlace donde supuestamente puede descargarla.

Nunca se envían así las multas

En realidad, se trata de un caso más de "phishing" (técnica usada por ciberestafadores que suplantan la identidad de páginas conocidas por el usuario para acceder a sus datos confidenciales). La DGT no envía nunca multas por correo electrónico y ya había avisado de este timo hace dos meses, cuando detectó un primer envío con mensajes similares.

Como en otras prácticas de "phishing", el enlace que invitan a abrir los ciberdelincuentes es la vía por la que obtienen los datos personales de los usuarios, que pueden utilizar para fines ilícitos como extraer información, suplantar su identidad o apropiarse del dinero ingresado en cuentas de las que son titulares los destinatarios de estos correos.

Según han confirmado a EFE fuentes de la DGT, esta dirección general nunca envía notificaciones de multas por correo electrónico. Sanciones que además nunca se denominarían multas "de tránsito", como figura en estos mensajes, sino "de tráfico".

Actualmente, la DGT envía sus notificaciones mediante uno de estas dos procedimientos: El correo postal certificado o la "dirección electrónica vial", un servicio de buzón electrónico en el que el conductor puede darse de alta para recibir los avisos por esa vía, sin necesidad de papel, y en el que se exige para el acceso un certificado digital oficial.

En ese caso, al usuario que hubiera sido sancionado se le enviaría una notificación por correo electrónico y un SMS para avisarle de que tiene una comunicación pendiente de leer, pero en ningún caso recibiría la multa directamente.

La DGT alertó de este fraude en su cuenta oficial de Twitter a mediados de marzo, cuando se produjo un primer envío de mensajes similares sobre multas "de tránsito" no pagadas, y aconsejó entonces a quienes lo recibieran que lo eliminaran directamente, sin pinchar en ningún enlace.

Ahora es la Guardia Civil, también a través de esta red social, la institución que advierte sobre el peligro de este intento de fraude e insiste en que la DGT "no comunica las sanciones de esta forma ni usa términos como multas de 'tránsito'".

Fuentes:

- Fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

- Cuenta en Twitter de la Guardia Civil.

- Cuenta en Twitter de la DGT.