EFEMadrid

El piloto español de Fórmula Uno Carlos Sainz afronta a partir de este fin de semana su primera temporada como único representante español tras la salida del dos veces campeón mundial Fernando Alonso, con un equipo inglés (McLaren), un motor francés (Renault) y una filosofía japonesa, denominada kaizen.

El piloto madrileño disputará su quinta temporada en la Fórmula Uno heredando el asiento en McLaren de Alonso, después de dos temporadas y media en Toro Rosso y una cesión en Renault, con el objetivo de acompañar el crecimiento de la escudería de Woking (Reino Unido) en busca de retornar a la lucha por los títulos.

Lo hará en la segunda temporada de la escudería inglesa con los motores del fabricante galo Renault, con el que firmó por tres campañas después de una dura etapa con el motorista japonés Honda, cuyo retorno a la Fórmula Uno estuvo acompañado por constantes problemas de fiabilidad y potencia.

Sainz llega al conjunto inglés con motor francés acompañado de la marca que le ha seguido durante toda su trayectoria, la cervecera española Estrella Galicia, que hace un mes anunció su acuerdo con la escudería británica para poner el logotipo de su cerveza sin alcohol en el alerón trasero del McLaren y en los cascos de sus pilotos.

De esta manera, la marca gallega sumará el sexto año acompañando a Sainz, desde sus tiempos en el Mundial de GP3 y la victoria en la Fórmula Renault 3.5, y con el paso del madrileño al equipo británico podrá impulsar el proceso de internacionalización de su marca.

"El hecho de materializar una alianza con una de las marcas globales más importantes dentro de la élite del automovilismo como McLaren supone un salto hacia adelante en nuestra política de patrocinios que va en línea con nuestra estrategia de negocio y contribuye a su desarrollo", aseguró el consejero delegado de la empresa Hijos de Rivera, Ignacio Rivera.

Sainz fue el protagonista del vídeo con el que se presentó el acuerdo, en el que se veía como el madrileño llegaba a la factoría de Woking cargado de botellines de cerveza para obsequiar a los empleados de la fábrica.

Junto a su habitual acompañante gallego y el videojuego 'Gran Turismo' de Play Station, con el que está en negociaciones para renovar como embajador, Sainz ha sumado al grupo de empresas que la apoyan a una compañía japonesa que le ha vinculado con una filosofía del país del sol naciente.

'Kaizen' o mejora continua en japonés, es una filosofía que defiende el cambio continuo basado en "acciones concretas, simples y poco costosas", según la marca de cosméticos japonesa Shiseido, que ha elegido al piloto español para representar a sus líneas masculinas como ejemplo de "esfuerzo, superación y mejora continua".

"La filosofía japonesa Kaizen afirma que todo cambio a mejor implica un proceso continuado en el tiempo", afirma Sainz en declaraciones facilitadas por la marca japonesa.

"En este sentido, me siento muy identificado porque creo en el trabajo constante y perseverancia para conseguir alcanzar tus metas y en la importancia de ganar segundos en cada carrera para convertirse en ganador. Nada viene solo, hay que ganarlo día a día", añadió el piloto madrileño.

El día a día de Carlos Sainz para esta mejora continua comienza este fin de semana en el circuito semiurbano de Albert Park, en Melbourne (Australia), en busca de su objetivo de pelear por el campeonato del mundo de monoplazas. En 2019 lo hará con equipo inglés, motor francés, cerveza gallega y filosofía japonesa.