EFEMiguel Ángel Moreno Madrid

El deporte como elemento de atractivo turístico sigue al alza en España, donde en 2017 aumentó en un 5,92 % el número de visitantes que practicaron algún deporte hasta los 10,6 millones de personas, que gastaron en el país más de 12.840 millones de euros, cifra que creció en un 8,71 % respecto a 2016.

Según la encuesta de gasto turístico Egatur que elabora el Instituto Nacional de Estadística, los 10.637.169 turistas no residentes que practicaron deporte durante su estancia en España en 2017 generaron algo más de 112 millones de pernoctaciones en las que gastaron una media de 114 euros al día, 1.207 euros por persona.

Los visitantes británicos (2,38 millones), de los países nórdicos (1,22 millones) y franceses (1,15 millones) fueron los más numerosos entre los que practicaron deporte en nuestro país durante el año pasado, según los datos provisionales del INE a los que ha tenido acceso EFE.

"El deporte se ha convertido en los últimos años en una pieza clave en el incremento del turismo en España hasta situarse como el tercer elemento que más valoran los extranjeros", analiza el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, en declaraciones a EFE.

Solo el atractivo turístico y la gastronomía superan al deporte como reclamo de los visitantes internacionales, asegura el máximo responsable del CSD, un logro que bajo su punto de vista es "mérito de los éxitos de una generación que ya es conocida como la generación de oro del deporte español".

Aunque los países europeos son los que, por cercanía, más visitan España, el mayor crecimiento respecto a 2016 en afluencia de turistas que practicaron deporte procede de un país bastante más lejano: Estados Unidos.

El número de visitantes estadounidenses que practicaron deporte en España en 2017 es casi un 70% más que el año anterior, 200.924 personas frente a los 119.410 que vinieron a hacer deporte en 2016.

Los aficionados al deporte del gigante norteamericano son, además, los que realizan un mayor gasto medio diario, de unos 194 euros por día de estancia, unos 2.250 por visita; solo por detrás de los viajeros procedentes de países asiáticos, que llegan a gastar 214 euros cada día, hasta 2.850 por estancia.

También creció durante el pasado año 2017 el número de visitantes asiáticos (unos 140.000, un 36% más), los procedentes de países nórdicos (17%), italianos (15%) e irlandeses (13%), e incluso los oriundos de Oceanía (un 28%, 52.393 personas). Vinieron menos turistas deportivos africanos, rusos y franceses.

En cuanto al gasto, además de los visitantes estadounidenses, también incrementaron lo que gastaron en nuestro país los aficionados al deporte procedentes de Irlanda, Suiza, los países nórdicos, Reino Unidos e Italia. Solo los portugueses y los rusos bajaron su gasto.

Bajo el punto de vista del director ejecutivo del sello de calidad en turismo deportivo Sporttoury, Antonio José García, el turismo deportivo aporta un plus al gasto de los visitantes extranjeros, que suelen aumentar su desembolso para practicar su afición.

"El gasto del turista aficionado al deporte supera en más de un 20 % al gasto medio del resto de visitantes extranjeros", afirma a EFE García, que asegura que el turismo deportivo ha crecido en la última década en España "por encima del 40 %".

Los territorios que más atraen al turista deportivo son los archipiélagos: las Islas Canarias a más de 2,85 millones de visitantes y Baleares a 2,13 millones; seguidos por Andalucía (1,84 millones), Comunidad Valenciana (1,23) y Cataluña (1,22).

Para estos territorios, todos ellos punteros a nivel turístico, el deporte añade una ventaja a su oferta: "Ayuda a combatir la estacionalidad", asegura José Ramón Lete.

Los turistas internacionales que realizaron actividades deportivas en nuestro país en 2017 realizaron principalmente actividades de exterior, con el senderismo y montañismo a la cabeza, con más de 3 millones de practicantes, según estimaciones de Turespaña consultadas por EFE.

Los deportes náuticos, como el windsurf, el buceo o la pesca, se sitúan en segundo lugar, con más de 2,2 millones de turistas deportivos, mientras que el tercer deporte más practicado por los visitantes que llegan a España es el golf, con 1,2 millones de personas disfrutando de los campos españoles.

"España es el segundo destino del mundo, por detrás de Estados Unidos, elegido por los turistas que viajan para jugar al golf", afirma el presidente del Consejo Superior de Deportes.

En un segundo orden está la navegación en barco (465.000 personas), los deportes de aventura (312.000 personas), los de nieve (131.700) o las rutas a caballo (112.250). Adicionalmente, 5,11 millones de turistas practicaron algún otro deporte en España.

La afluencia de este tipo de turista, que busca una serie de instalaciones para practicar su modalidad deportiva favorita, requiere que la industria hotelera trabaje en tener "una oferta adecuada y adaptada" a sus exigencias y "trabajar en la diferenciación", apunta el director del sello Sporttoury.

Junto a la práctica deportiva como motor del turismo, de forma complementaria o alternativa se une el turismo de competiciones deportivas, tanto para los participantes como para los asistentes extranjeros que quieren disfrutar de acontecimientos competitivos.

En este aspecto, no solo el fútbol profesional atrae a visitantes, también competiciones como el reciente Mundial de medio maratón de Valencia, en el que participaron un 25% de deportistas extranjeros, y que atrajo a la capital del Turia casi 20 millones de gasto turístico.

Aficionados al deporte y empresarios del turismo deportivo tienen por delante nuevas citas competitivas, como el Campeonato de Europa de Bádminton que se disputará en Huelva del 24 al 29 de abril, o la Copa del Mundo de Baloncesto femenino que acogerá Tenerife en septiembre.

"Tenemos la confianza de que estos buenos datos se van a mantener y, ojalá, a incrementar. Por delante tenemos algunas citas deportivas que auguramos serán un éxito no sólo para nuestros deportistas sino también para nuestro turismo", finalizó José Ramón Lete.