EFEKuala Lumpur (Malasia)

Crecer en imagen e ingresos internacionales sin perder la identidad ligada al estadio Ramón Sánchez Pizjuán es el objetivo de un Sevilla que viajará la próxima pretemporada a Estados Unidos y tiene en su foco conseguir la organización de la final de la Liga Europa de 2021.

"Queremos empujar al club a nivel internacional sin perder la identidad, porque el núcleo de lo que hacemos está en Sevilla. Si somos un club conocido en Europa es por lo que hacemos en el terreno de juego, y no podemos perder esto", explicó a EFE el responsable de patrocinios de su área internacional, el inglés Michael Higham.

Este especialista británico en desarrollo internacional de clubes de fútbol, con experiencia en clubes ingleses de primerísimo nivel como el Manchester United y el Arsenal, llegó al Sevilla la pasada temporada atraído por la posibilidad de trabajar fuera del Reino Unido y la vitola europea alcanzada por el club hispalense, ganador de cinco Ligas Europa en una década.

"Para nosotros la clave es crecer fuera de España y el principal foco es América, jugaremos en Boston (Estados Unidos) contra el Liverpool en verano", resaltó Higham en una entrevista con EFE que tuvo lugar en Kuala Lumpur (Malasia) donde el ejecutivo del Sevilla participó en el foro World Football Summit Asia.

No solo Estados Unidos, donde el Sevilla se medirá al FC Dallas y al North Texas el 17 de julio en Dallas y al Liverpool el 21 en Boston, está en el foco del conjunto hispalense, sino también Latinoamérica, particularmente Colombia, Brasil o México, y el mercado asiático con Japón, donde tiene varios patrocinadores y cuenta con una academia en Fukushima.

"Un aspecto fundamental para este desarrollo son los viajes del primer equipo: el que haremos a Estados Unidos el próximo verano, en Japón estuvimos hace dos años y esperamos volver a estar en Asia. El mundo se está haciendo pequeño", señaló Higham.

Sin ir más lejos, el equipo acabará la temporada en Tanzania, donde el 23 de mayo se enfrentará al ganador de un partido entre el Simba SC y el Young Africans SC, enmarcado dentro del programa LaLiga World Challenge que organiza la patronal del fútbol profesional.

"LaLiga está haciendo un trabajo fantástico para el crecimiento internacional, y queremos formar parte de ello", aseguró el ejecutivo del conjunto sevillista, que se mostró muy sorprendido por el grado de cooperación que hay entre los clubes españoles para dar a conocer la competición fuera de sus fronteras.

No obstante, todas estas actividades tienen, según Higham, un aspecto fundamental: tener el visto bueno del área deportiva.

"No iríamos a Tanzania o a Estados Unidos si la dirección deportiva no estuviera de acuerdo con ello. Ellos entienden la importancia de crecer y la oportunidad que supone para el club, pero a Estados Unidos no iremos solo a jugar, también entrenaremos y haremos la pretemporada", añadió.

Según Higham, el Sevilla ha aumentado sus ingresos comerciales desde 2017 en un 21 %, y para continuar este crecimiento la entidad tiene un objetivo claro: la final de la Liga Europa de 2021, para la que hay dos candidatos, el Ramón Sánchez Pizjuán y el Dinamo Arena de Tiflis (Georgia).

"Esa final va a ser un generador clave para el club", añadió el responsable de patrocinios del Sevilla, que prepara modificaciones en su estadio para cumplir los requisitos de UEFA, entre ellas en las zonas VIP y los espacios para empresas, modificaciones que se harán, en todo caso "sin perder la magia" del coliseo nervionense.

"Las zonas de 'hospitality' son claves ahora mismo. La Premier League hizo cambios en ellas y ha obtenido muchos ingresos. Lo que hace a la gente ir a nuestro estadio es la atmósfera de los aficionados, de manera que hay que hacerlo de la manera correcta", destacó.

El conjunto hispalense también está inmerso en la reforma de su ciudad deportiva, donde Higham avanzó que pretenden invertir más de 15 millones de euros, con el objetivo de que próximamente todo el club trabaje en esa misma zona y la cantera tenga "todas las posibilidades para desarrollarse".

Miguel Ángel Moreno