EFERedacción deportes

Las principales ligas europeas siguen batiendo récords económicos con los importes de los fichajes, con la Premier League británica liderando el desembolso y el Paris Saint-Germain francés con las operaciones más sonadas, como la del brasileño Neymar Junior y la del francés Kylian Mbappé.

Los nuevos contratos de televisión espolearon los mercados inglés y alemán, mientras que la necesidad de refuerzos por parte de grandes clubes con propietarios extranjeros como el PSG francés o el Milán italiano hicieron el resto para animar un mercado en el que se vieron abultadas compras entre grandes clubes.

LA PREMIER LEAGUE LIDERA

Amparada por su jugoso contrato de derechos de televisión, la todopoderosa Premier League volvió a liderar el gasto en fichajes en Europa y, un año más, batió su propio récord al desembolsar nada menos que 1.413 millones de libras en refuerzos (1.550 millones de euros), un 23 por ciento más que el verano pasado.

Lideró el mercado el Manchester City de Guardiola, que gastó 220,5 millones de libras (242 millones de euros) en seis futbolistas: Mendy, Walker, Bernardo Silva, Ederson, Danilo y Douglas Luiz.

El vigente campeón de liga, el Chelsea, se dejó 187,5 millones de libras (205,7 millones de euros) en fichajes (Morata, Bakayoko, Drinkwater, Rüdiger, Zappacosta y Caballero), mientras que el Manchester United de Mourinho fue el tercer equipo que más gastó: 146 millones (160) en Lukaku, Lindelof, Matic e Ibrahimovic.

Tampoco se quedaron atrás el Everton (145 millones de libras, 159 en euros), Tottenham (88), Liverpool (80) y Leicester (78,85), en un verano en el que las portadas las coparon Lukaku, Morata, Sigurdsson, Davinson Sánchez y Salah, quienes se convirtieron en las contrataciones más costosas en la historia de United, Chelsea, Everton, Tottenham y Liverpool, respectivamente.

LA SERIE A ITALIANA SUPERA SU TECHO

Los clubes de la Serie A, la primera división del fútbol italiano, establecieron su récord histórico de gasto en el mercado veraniego 2017, al invertir más de 850 millones de euros y al superar los 790 millones desembolsados en la sesión de 2016.

El absoluto protagonista de esta marca fue el Milan, cuya nueva propiedad china invirtió más de 200 millones de euros para fichar a once futbolistas (Bonucci, Borini, Antonio Donnarumma, Conti, los argentinos Musacchio y Biglia, el portugués André Silva, el suizo Ricardo Rodríguez, el marfileño Franck Kessie, el turco Calhanoglu y el croata Kalinic) e intentar devolver al conjunto "rossonero" a la cumbre del fútbol nacional y europeo.

El club milanés superó los gastos del vigente campeón Juventus, que desembolsó 147 millones de euros, y al Roma del director deportivo español Ramón Rodríguez Verdejo "Monchi", que completó el podio al terminar la sesión con una inversión de 93 millones.

La operación más mediática fue el traspaso de Leonardo Bonucci, del Juventus al rival Milan por 42 millones de euros. También destacaron los fichajes en entrada de los turineses, que incorporaron a Federico Bernardeschi y al brasileño Douglas Costa tras abonar 40 millones de euros para cada uno de los dos a Fiorentina y Bayern Múnich, respectivamente.

LOS CLUBES FRANCESES CUADRUPLICARON SU INVERSIÓN

Los clubes franceses se han gastado 697 millones de euros en fichajes en el mercado estival de este año, cuatro veces más que en el anterior, según informó la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa.

De esos 697 millones, 534 correspondieron a la compra de jugadores en el extranjero, frente a los 104 del año anterior, aunque las distintas entidades recibieron 619 millones por las ventas efectuadas, dos veces más que en la anterior campaña.

La LFP precisa que estas cifras no incluyen las opciones de compra de jugadores cedidos, como Kylian Mbappé, que llegó al París Saint-Germain (PSG) procedente del Mónaco con una opción de compra por valor de 180 millones.

Entre las llegadas más destacadas figura la de Neymar Junior, por el que el PSG le pagó 222 millones al Barcelona, mientras que entre las salidas se encuentran las del marfileño Serge Aurier y la del francés Blaise Matuidi, que partieron del PSG hacia el Tottenham y la Juventus, respectivamente.

La LFP destacó que el número de operaciones se ha incrementado un 9% respecto al año anterior y que el número de traspasos iguales o superiores a los diez millones de euros se ha duplicado.

El mercado francés en 2017 alcanzó montantes "récord", apunta ese resumen, según el cual el PSG (235 millones) y el Mónaco (98,3) fueron los dos clubes que más se gastaron en sus compras, y el Mónaco (176,9) y el Lyon (119,1) fueron los dos con las ventas más elevadas.

LA BUNDESLIGA BATE RÉCORDS ESPOLEADA POR LA TELEVISIÓN

Un nuevo contrato televisivo firmado por la Bundesliga alemana, que garantiza a los clubes de primera y segunda unos 1.500 millones por año, espoleó el mercado de los clubes teutones, que rozaron los 600 millones de euros de gasto.

El club que más ha gastado ha sido el Bayern Múnich, con 92,5 millones de euros. La mayor parte de ese dinero la invirtió en el centrocampista francés Corentin Tolisso, que le costó al club bávaro 41,5 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia de la Bundesliga.

Al fichaje de Tolisso se agrega el del central Niklas Süle, que llegó por 21 millones del Hoffenheim, la ejecución de la opción de compra de Kingsley Coman, por quien pagó 20 millones al Juventus, y los 10 millones transferidos al Real Madrid por el primer año de cesión del colombiano James Rodriguez.

El Borussia Dortmund, con un gasto de 79 millones de euros, fue el segundo equipo por desembolso, aunque logró un ingreso extraordinario de 105 millones, los que pagó el Barcelona por el francés Ousmane Dembelé, lo que le permitió gastar 25 en el ucraniano Andrey Yarmolenko.

Varios clubes rompieron sus récords de gasto: Mathias Ginter costó 17 millones de euros y se convirtió en el fichaje más caro de la historia del Borussia Mönchengladbach, el Bayer Leverkusen pagó 22 millones por el griego Paniagotis Retsos, el Colonia 17 millones por el colombiano Jhon Córdoba y el Leipzig cerca de 20 millones por el esloveno Kevin Kampl.

LALIGA ESPAÑOLA, LA ÚNICA QUE INGRESA MÁS QUE GASTA

Los clubes españoles gastaron 556 millones de euros en incorporaciones, también una cifra récord que supone un crecimiento del 16%, pero destacan aún más por ser la única de las cinco grandes ligas europeas que ingresó más de lo que gastó, 671 millones de euros en ventas, según el estudio 'Football Transfer Review' de la empresa Prime Time Sport.

El Barcelona, con 192,5 millones de inversión (entre ellos los 105 gastados en Dembelé, 40 en Paulinho y 31 en Nelson Semedo) fue el que más desembolsó, aunque también es cierto que ingresó 232 millones, la mayoría por Neymar Junior.

Le siguieron el Sevilla, con 61,5 millones gastados (Muriel, Corchia, Khaer, Banega, Pizarro y Nolito) pero que recibió 77,5 (Vitolo, Rami, Iborra, Mariano, Tremoulinas); el Real Madrid con 46,5 (Theo Hernández y Dani Ceballos) y que ganó 128 en ventas (Pepe, James Rodríguez, Danilo, Mariano y Morata); y el Villarreal con 42 millones gastados (Enes Unal, Semedo y Pablo Fornals).

En quinto lugar por gasto estaría el Atlético de Madrid por los 37,5 millones de la cláusula de rescisión de Víctor Machín 'Vitolo', al que no ha podido inscribir por la sanción de la FIFA y que disputará la primera mitad de temporada en Las Palmas. El conjunto rojiblanco recibió 49 millones en ventas, 30 de ellos por el francés Theo Hernández, que fue al Real Madrid.