EFEBarcelona

Unos 900.000 euros en las dos próximas temporadas, el contrato de patrocinio más alto de la historia para el waterpolo español, es lo que invertirá la aseguradora Premaat para dotar de más músculo al waterpolo nacional, uno de los deportes de moda y que se colgó seis medallas en las diferentes categorías durante el pasado verano.

Cuenta a EFE Jesús Manuel González Juez, el presidente de la aseguradora, que es la primera incursión de Premaat en el patrocinio deportivo.

"Desde hace unos años quisimos dar un paso hacia adelante, salir de nuestra casa y dar a conocer nuestros productos. Al no tener ánimo de lucro, todos los beneficios repercuten en los mutualistas", comenta.

Y en ese camino por salir a escena buscaron "un deporte limpio y transparente", sin la contaminación de otros. "Hablamos con la Federación (RFEN) y desde el primer momento hubo un gran entendimiento, mucho 'feeling' y hemos visto que este era nuestro sitio: el waterpolo", asegura González Juez.

Ambas partes empezaron a colaborar el año pasado, cuando Premaat dio nombre a la Liga masculina. En cuanto la RFEN les ofreció la posibilidad de patrocinar la femenina -hasta entonces bajo el paraguas de Iberdrola-, los rectores de la aseguradora no se lo pensaron, después también decidieron incluir en el acuerdo el patrocinio de las selecciones masculinas y femeninas.

"Este trabajo de equipo, ese trabajo de lucha es el que nos ha llevado a elegir el waterpolo, porque en el fondo refleja también nuestro trabajo", indica el presidente de la aseguradora.

Preguntado si después de la experiencia en el mundo del waterpolo, Premaat se plantea apoyar a otras disciplinas de la RFEN como la natación o la artística (anteriormente sincronizada), González Juez asegura que primero habrá que nadar "poco a poco" para ver "cuántos largos somos capaces de cubrir y centrarnos en ello".

El acuerdo es muy satisfactorio para ambas partes y se produce en un momento importante para el waterpolo español que demostró su potencial con los títulos conquistados el pasado verano.

España ganó seis medallas, la plata europea del equipo masculino absoluto, el bronce femenino absoluto; el oro en el Europeo júnior femenino y el bronce en esta misma competición en hombres. Las juveniles también fueron oro en el Mundial y los chicos se colgaron la plata.

"Ese acuerdo repercutirá al 50 por ciento en los clubes, en función de diferentes parámetros. Es muy importante tanto para las entidades como para la Federación, sobre todo con vistas al ciclo olímpico con el Mundial del próximo verano y los Juegos de Tokio de 2020", añade a EFE Fernando Carpena.