EFEMadrid

La Copa del Rey de baloncesto 2019 que se disputará en el WiZink Center de Madrid del 14 al 17 de febrero ya tiene el aforo completo y apuesta por ofrecer a las aficiones un buen número de actividades más allá de la canasta, con animación cultural y "sorpresas" en el Barrio de las Letras madrileño.

La competición en la que se medirán Barcelona Lassa, Real Madrid, Kirolbet Baskonia, Iberostar Tenerife, Unicaja de Málaga, Valencia Basket, Divina Seguros Joventut y Movistar Estudiantes ya ha colgado el 'no hay billetes', aseguran a EFE fuentes de la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB).

La afición madridista, con más de 3.500 abonados, será la más numerosa en un pabellón que contará también con un buen contingente de seguidores del Baskonia y en el que no faltará ninguna de las hinchadas de los participantes, incluso de otros clubes de la Liga Endesa que no lograron el billete. De todos, hay al menos 30 representantes, según la organización.

Viajarán a Madrid más de 7.000 aficionados de otros rincones del país para disfrutar del torneo más atractivo del baloncesto español y uno de los mejores del europeo junto a la Final a Cuatro de la Euroliga.

En la anterior edición, Gran Canaria 2018, la media de los espectadores había acudido por lo menos a tres fases finales de la Copa, pero en esta edición, la Copa del Rey quiere acercarse también a aquellos que puedan valorar su visita a Madrid no solo por disfrutar de buen baloncesto.

"Queremos que la experiencia de una persona que venga de Vitoria, de Málaga o de Barcelona a la Copa del Rey de Madrid y que no sea tan aficionada al baloncesto tenga una experiencia distinta", aseguró a EFE el presidente de la ACB, Antonio Martín.

En este sentido, esta Copa del Rey tendrá, por el tamaño de la capital, una estructura distinta en cuanto a las zonas de aficionados.

Por una parte habrá una zona más vinculada al baloncesto, en el tramo peatonal de la Avenida Felipe II que desemboca en el WiZink Center, con una cancha para jugar y espacios para patrocinadores, y otra más de tipo cultural con el epicentro en el Barrio de las Letras madrileño.

En ella, el centro neurálgico será la Plaza de Santa Ana de Madrid, a pocos minutos caminando de la Puerta del Sol y donde se dispondrá un gran número de actividades culturales, con música en directo y actividades con las que la organización busca "sorprender" a los visitantes.

"Pocas veces el deporte tiene cabida en el barrio y nos gusta mucho la idea de hacerlo visible aquí y que se entienda el deporte como cultura", destacó a EFE la gerente de la Asociación de Comerciantes Barrio de las Letras, Begoña Perlines.

En esta zona céntrica de Madrid, la ACB inauguró hace unas semanas la exposición fotográfica 'Una mirada a la historia del baloncesto' en el espacio CaixaFórum, que recoge imágenes de las 82 Copa disputadas hasta el momento y que estará abierta de 10 de la mañana a 22 horas de lunes a domingo, con entrada libre.

Junto a esta muestra, la organización ha llegado a un acuerdo con la Asociación de Comerciantes Barrio de las Letras, que realizarán actividades especiales para los asistentes a la competición, con 34 comercios participantes, desde tiendas de moda, librerías, música, floristerías o jugueterías, 28 hosteleros y 14 hoteles.

Desde la agrupación de comerciantes madrileños reconocen que es un formato "nuevo" para ellos, pero esperan una buena repercusión que ya han percibido los hoteles, que han puesto en marcha ofertas y descuentos especiales para las aficiones que visiten Madrid y se alojen en la zona.

"Este barrio reúne ocio, cultura, tradición y modernidad. La mayoría de los madrileños lo conocen, pero teniendo en cuenta que vienen muchas aficiones de otras ciudades, esperamos que lo puedan conocer también", añadió la representante de los comerciantes locales.

La Copa del Rey de baloncesto cuenta con Caixabank como patrocinador principal, vinculado solo a esta competición, así como Movistar, que también patrocina la Liga Endesa. Junto a ellos están Endesa, Kia y El Corte Inglés, a los que se han unido Renfe, Mahou San Miguel y Coca Cola como proveedores de la competición.

"Los patrocinadores están encantados, felices de que creemos estas actividades y va a funcionar mu bien. Y luego, lo que pase en la cancha pasará, pero es difícil que no haya una Copa del Rey potente, con todas las sorpresas que están ocurriendo en la Liga", manifestó Martín.

Lo que ocurra sobre el parqué sobrepasará a los 13.000 espectadores que presenciarán cada encuentro del torneo gracias al trabajo de unos 500 periodistas acreditados, entre ellos los de las televisiones que retransmitirán el evento a 141 países de todos los continentes excepto Oceanía.

En España, el canal de pago 'Vamos' de Movistar ofrecerá más de 20 horas de contenidos en directo, de un torneo que en la final del año pasado entre el Barcelona y el Real Madrid logró el mayor resultado de audiencia de baloncesto en su historia, por encima de la final de la Euroliga.

Confían los rectores de la ACB en que el impacto económico de esta Copa del Rey 2019 esté en la línea del obtenido en la edición del año pasado en Gran Canaria, cuando los informes obtenidos por la patronal de clubes reflejan una inyección de 21,5 millones de euros en la provincia y 10,9 millones de ingresos directos originados por el torneo.