EFEMadrid

Con la palabra consenso como faro de guía para todo lo que se propone hacer al frente del Ministerio de Cultura y Deporte, José Guirao se ha declarado hoy en una entrevista con Efe a favor de la profesionalidad, porque así ante un cambio de gobierno no hay que "ponerlo todo boca arriba".

Guirao (Pulpí, Almería, 1959) tampoco duda en declararse abiertamente "animalista", por lo que tendrá que vivir con una "contradicción gorda" con el sector taurino.

El ministro de Cultura y Deporte, que tomó ayer posesión en sustitución de Màxim Huerta, ha pedido "tiempo" para hacerse con todos los temas de su departamento, pero tiene ideas claras acerca de la ley de Mecenazgo, el control de la SGAE o su relación con el ministerio de Hacienda.

Además, también sabe que tiene que estudiar detenidamente asuntos como la fusión del Teatro Real y la Zarzuela, que como mínimo se aplaza.

PREGUNTA: ¿Se va a llevar adelante la fusión de la Zarzuela y el Real?

RESPUESTA: Tengo que hablar con el director del Teatro de la Zarzuela y del Patronato del Teatro Real, y lo haré el lunes por la mañana. A los sindicatos, con los que me he reunido hoy, les he dicho que, si para la semana que viene tengo claro que no debe hacerse así, lo propondré y, si no es definitivo, lo que haríamos sería paralizarlo.

Lo importante es que no haremos nada que primero no hayamos hablado y lo segundo, que no hayamos llegado a un acuerdo.

P.- Los opositores a la gestión del presidente de la Sociedad General de Autores y Editores, José Miguel Fernández Sastrón, están pidiendo que el ministerio intervenga en las elecciones del próximo 21 de junio, donde votarán una reforma estatutaria. ¿Qué planes tiene el ministerio?

R.- Hablar de intervención es un poco precipitado, pero el ministerio está vigilante para que las cosas se hagan bien en la SGAE. El ministerio ya les ha enviado un requerimiento en el que se les exige garantías para que la asamblea se produzca de forma adecuada. El ministerio está vigilante para que las cosas se hagan bien sin llegar a la intervención.

P.- En su toma de posesión, usted agradeció el consenso al que habían llegado todos los partidos políticos para sacar adelante un borrador del Estatuto del Artista.

R.- Ahora hay que trasladarlo a los distintos ministerios para que lo que se propone termine siendo realidad. El punto de partida es magnífico, y la subcomisión ha hecho un gran trabajo. Yo también, en general, voy a buscar el consenso con los sectores y el resto de los partidos. Me haría ilusión que la cultura avanzara con el mayor consenso posible.

P.- Durante las pasadas legislaturas, el ministerio de Hacienda ha sido uno de los principales escollos para las políticas culturales. ¿Cómo será su relación con la ministra Montero?

R.- Voy a intentar que el ministerio de Hacienda entienda nuestra problemática. Mi experiencia con Hacienda es que, si tú explicas y justificas las cosas, es razonable. Para mí, lo importante es que las peticiones sean justas y sean bien contadas las prioridades. Hacienda no es ningún hueso.

P.- ¿Habrá muchos cambios en el ministerio, dado que ha cambiado su signo político?

R.- Soy del PSOE de toda la vida. En España hemos avanzado en muchas cosas, y en la cultura ha habido un proceso de profesionalización y hay muchas personas que no están haciendo políticas partidistas. Poner todo boca abajo no es bueno para la cultura.

P.- ¿Tendrá secretarios de Estado de Cultura y de Deporte?

R.- De Deporte, supongo que sí.

P.- Usted es un animalista convencido, ¿qué planes tiene para el sector de la tauromaquia?

R.- El animalismo es una opción personal, y no hay que imponérsela a nadie. Como ministro, tengo que respetar la tauromaquía y ser equilibrado, tengo que defender y respetar una tradición que tiene una larga historia y también defender a los animalistas. Es una contradicción gorda. El tiempo que esté aquí voy a vivir con ella, a ver cómo lo consigo.

P.- Desde que tomó posesión, la ley de Mecenazgo es uno de los asuntos de este ministerio a los que más se ha referido.

R.- Ya tenemos una Ley de Mecenazgo y con ella se pueden hacer muchas cosas. Todos queremos más, pero eso no significa que esté mal. Si no se puede hacer otra mejorable y ampliable, usémosla. No podemos estar solo quejándonos: tenemos que ver las posibilidades de esta ley. Hay que trabajar con los recursos que tenemos en nuestra mano, no para conformarnos, sino para seguir viviendo.

P.- En su toma de posesión agradeció a su antecesor su "impecable" actuación y dijo que era un "ejemplo" para usted.

R.- Detrás de los cargos estamos las personas y, cuando aceptas un cargo de éstos, lo haces con mucha ilusión y ganas, y luego vienen las circunstancias. Y creo que para el ministro Huerta la situación ha sido dura, esa es mi impresión. Somos humanos, no somos de plástico. Estuve con él antes del traspaso de carteras y no pudo ser más encantador, cariñoso y agradable.

P.- Lleva menos de 48 horas en su puesto, ¿echa ya de menos algo?

R.- La paz, el tiempo libre. Me gusta mucho leer y pasear; normalmente, me voy al campo y hago jardinería, cojo la azada, riego, quito ramas secas y tengo dos perros que son mi familia (Ramón, un mastín, y Lola, una podenca).