EFEMadrid

Aldeas Infantiles SOS ha repartido hoy en la Puerta del Sol diez mil raciones de un roscón gigante de 1.500 kilos, para concienciar a la población de la importancia de disfrutar de momentos de familia para que los niños crezcan felices.

El presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig, junto con Rody Aragón, Mauro de Master Chef Junior y el personaje infantil Peppa Pig han leído una carta a los Reyes Magos en la que han pedido que "todos los niños de mundo tengan paz, sean felices y puedan crecer en una familia que les quiera y les proteja".

El dulce navideño ha sido elaborado por Orio Pan y se ha servido acompañado de chocolate caliente, ha informado Aldeas Infantiles en una nota.

El acto, que ha incluido una clase de "Zumba", la actuación musical de "Gospel & Friends" y los trucos de La Gran Escuela de Magia de Ana Tamariz, ha sido posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, que ha permitido hacerlo en la Puerta del Sol.

Aldeas Infantiles SOS es una organización internacional, privada, de ayuda a la infancia, sin ánimo de lucro, interconfesional e independiente, fundada en 1949 en Imst (Austria) y con presencia en 134 países.