EFEBarranquilla (Colombia)

La ciudad colombiana de Barranquilla (norte) aplazará la edición de 2021 de su carnaval, declarado "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad" por la Unesco, por primera vez en su historia por la crisis generada por la pandemia de la covid-19.

La suspensión de las fiestas populares más importantes de Colombia, previstas en un principio para febrero y en las que cada año se dan cita más de dos millones y medio de personas entre locales y visitantes, la hizo pública este lunes el alcalde de esa ciudad caribeña, Jaime Pumarejo.

"Lo importante es entender primero que el Carnaval es una tradición cultural más que una fiesta", y que, si bien esta "genera un impacto económico que, por supuesto, valora la ciudad, nadie vive un año de lo que hizo en cuatro días", expresó el gobernante en un comunicado.

El alcalde agregó que las fiestas, que nacieron con la ciudad y son hoy por hoy "un referente de los carnavales del mundo", son "un alimento cultural que nos da identidad, preserva nuestro patrimonio y perpetúa la alegría".

"Lo único que sabemos es que en febrero no habrá un Carnaval como lo conocemos, el Carnaval del próximo año está aplazado", indicó y precisó que "por la imposibilidad generada por la covid-19 en febrero están descartados todos los eventos masivos".

Para Pumarejo "la idea es encontrar una manera de contar con esas expresiones, sin poner en peligro la salud de las personas".

"De esa manera se trata de volver al Carnaval como lo era al principio, en casa, más íntimo, valorando por sobre todo lo cultural", añadió.

El funcionario señaló que "cada hogar conocerá cómo se preparan los grupos, las tradiciones que guardan, el sentir de las danzas, el significado de los atuendos, la razón de la música".

UNA DECISIÓN INÉDITA

En Barranquilla esta será la primera vez en que suspenden los eventos masivos del Carnaval, que ininterrumpidamente se realizan desde 1865.

El más importante y multitudinario de todos es el desfile de la Batalla de Flores, que se realiza desde 1903 cuando Colombia acababa de salir de la Guerra de los Mil Días (1899-1902), la más sangrienta contienda civil del país, y los barranquilleros decidieron que en vez de balas, los enfrentamientos entre la gente tenían que ser con flores.

La única vez que se suspendieron los eventos oficiales, mas no los desfiles populares, fue en 1947 cuando el sábado de Carnaval ocurrió un accidente aéreo en el que fallecieron varios integrantes de la sociedad barranquillera, entre quienes se encontraba el futbolista Romelio Martínez.

Para el 2021, las fechas oficiales del Carnaval estaban programadas del 13 al 16 de febrero y la propuesta es realizar en febrero algunas actividades que se transmitirán virtualmente y que tendrán un carácter netamente pedagógico con el fin de exaltar las tradiciones sin poner en riesgo la vida de participantes y asistentes.