EFEParís

La cadena francesa de televisión Canal + ha despedido a los cuatro autores de "los guiñoles" emisión satírica y emblemática de la cadena en el punto de mira de Vincent Bolloré, el magnate que controla el canal a través de su grupo matriz, Vivendi.

La noticia, que avanzó la edición digital del diario "Le Parisien", la confirmaron poco después los propios guionistas en las redes sociales.

"Orgulloso de haber trabajado en esta hermosa y prestigiosa emisión de 'los guiñoles'. Buena suerte a los futuros autores", escribió dos veces en su cuenta de Twitter Lionel Dutemple.

Según "Le Parisien", Dutemple fue despedido junto con Julien Hervé, Philippe Mechelen y Benjamin Morgaine, quienes habían trabajado entre dieciséis y tres años en el programa.

Otros medios, como la cadena "BFM Businnes", aseguran que también ha dejado el grupo Ara Aprikian, el máximo responsable de los canales en abierto del Canal + en Francia (D8, D17 e iTélé), en el marco de una operación de reestructuración de la cadena.

A inicios de este mes, tras 27 años en antena y solo tres días después de la muerte de su creador, se propagó el rumor de que "Los guiñoles de la información" corrían el riesgo de desaparecer pues su exceso de ironía no era del agrado de Bolloré.

La noticia, fundamentada en las propias insinuaciones del empresario, desencadenaron una firme campaña en los medios de comunicación a favor de las sarcásticas marionetas de látex, y en las redes sociales a través de la etiqueta #touchepasauxguignols.

La ola de indignación, que se trasladó también a la arena política y recibió el apoyo de personalidades de todas las ideologías, llevó a Bolloré a mantener el programa en la parrilla, pero sustituyó al número dos de la cadena, Rodolphe Belmer, por Maxime Saada, en lo que se interpretó como un gesto para tener más control sobre el canal.

Esta misma semana, Canal + anunció que la difusión de los guiñoles pasaría a horario codificado y únicamente accesible para los abonados de pago de Canal + Francia.

"'Los guiñoles' van a seguir emitiéndose cada día a las 20.50, justo antes del horario de máxima audiencia, y conservan "intactos sus 17 millones de euros de presupuesto", declaró Saada, que justificó la decisión para dar más valor a los abonos.

No obstante, se mantendrá en abierto el resumen dominical y los vídeos en la plataforma en línea Dailymotion.

El programa, con réplicas en veinte países, consiste en siete minutos diarios de impertinencia informativa que compiten en horario con los telediarios de las grandes cadenas y abordan los mismos temas.

El diario "Le Monde" ha definido a "los guiñoles" como "los mejores editorialistas de Francia" en su labor de analizar la actualidad política sin dejar títere con cabeza.

La emisión también ha levantado ampollas más allá de las fronteras francesas. Un ejemplo evidente es la recurrente y controvertida asociación del deporte español con el dopaje, a través de las marionetas de Pau Gasol, Rafael Nadal, Alberto Contador o Iker Casillas.

Por su plató han desfilado toda suerte de figuras de la política en versión marioneta, de Muamar el Gadafi a Barack Obama o de Lionel Jospin a Fidel Castro, pasando por los tres últimos presidentes del Gobierno español, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, pero con un lugar de excepción para el expresidente francés Jacques Chirac, estrella histórica del programa.

También renacieron como guiñoles Maradona, Michael Schumacher, Steve Jobs, Elton John, Gérard Depardieu, Quentin Tarantino, Jean-Yves Cousteau, Karl Lagerfeld, Osama Bin Laden, el teniente Colombo... y así hasta más de 350 muñecos.