EFETorrelavega (Cantabria)

La actriz Clara Alvarado, que desde que empezó la pandemia trabaja también como enfermera, ha defendido este sábado que es el momento de conseguir "que la marca enfermera se ponga en valor, con letras mayúsculas y de un tamaño enorme".

"El camino no ha sido fácil, estamos cansadas, pero nuestro trabajo ha servido para dar visibilidad a nuestra fuerza enfermera", ha dicho la actriz de "La casa de papel" y enfermera, ahora a media jornada, en un hospital de Madrid.

Clara Alvarado ha participado en un acto organizado por el Colegio de Enfermería de Cantabria en el CNFoto de Torrelavega, para celebrar el día internacional de la profesión, el de 2021 y el de 2020, que se suspendió por la pandemia.

"Es una de las profesiones más necesarias y más bonitas y a mí me ha cambiado la vida", ha afirmado esta artista, que estudió Enfermería en la Universidad Complutense pero no ejerció hasta que, en marzo de 2020, decidió que no se podía "quedar en casa", envió currículos a los hospitales y le respondieron la misma tarde.

Entró a trabajar el 25 de marzo, en el Hospital de la Paz, "sin tener experiencia previa, rodeada de un equipo totalmente sobrepasado, sin saber cono abordar la situación".

"Pero gracias a esa fuerza enfermera, a esa pasión, salimos adelante, entre comillas, porque hemos dejado mucho atrás también", ha contado ante los 300 invitados que han asistido al acto.

Clara Alvarado sigue trabajando en el hospital a media jornada, compatibilizándolo con los rodajes y su grupo de música, pero decidió seguir adelante porque sintió que aquello era una vocación, que es enfermera. "Y es de lo que más orgullosa me puedo sentir a día de hoy", ha confesado.

Durante el acto se han entregado las insignias de oro y plata a los profesionales jubilados en los dos últimos años en Cantabria y a los que han cumplido 25 como colegiados, pero no la Medalla al Mérito Profesional, que reconoce a uno de ellos a propuesta de sus compañeros, porque se ha otorgado a todos por su esfuerzo durante la crisis sanitaria.

Lo ha anunciado la presidenta de la entidad colegial, Mariluz Fernández, quien ha subrayado su empeño en poner a este colectivo en "el lugar que merece" y en unir a los 5.000 profesionales de Cantabria, que son el 1 por ciento de la población de la región, ha destacado.

El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, cree que ha sido "un reconocimiento muy merecido a unas personas que trabajaron en un momento en el que no había límites y que lo dieron todo por la profesión enfermera".

Además, ha anunciado que la Consejería de Sanidad quiere contar también con los que ya no están activos en la recta final de la vacunación y les va a ofrecer ser contratados para participar en la campaña.