EFEMadrid

El español Ángel León y el argentino Mauro Colagreco, de los triestrellados Aponiente (El Puerto de Santa María, Cádiz) y Mirazur (Menton, Francia), cocinarán juntos por primera vez en el restaurante gaditano para unir dos gastronomías basadas en el respeto y la protección de la naturaleza.

Será el próximo 6 de junio en un a cuatro manos inédito que se plasmará en el menú “Mare Luna”, compuesto por 20 pases que tendrán el mar y la luna como protagonistas, ambos elementos esenciales en las propuestas de León y Colagreco, informa este miércoles la organización en una nota.

Siguiendo la filosofía de trabajar con los recursos locales, se recrearán algunos de los platos del restaurante Mirazur inspirados en la cultura y tradiciones mediterráneas, con los productos disponibles en el entorno de Aponiente.

Se seguirá la estructura del menú que Aponiente ofrece a sus comensales con creaciones en torno al universo marino que exaltarán la biodiversidad del mar a través de ingredientes como algas, plancton (incorporado a la alimentación humana gracia a León), mariscos, pescados y crustáceos.

La alta cocina sostenible es sello de identidad tanto de Aponiente como Mirazur, siendo dos restaurantes de referencia mundial en este aspecto, destaca la organización, para añadir que ambos cocineros buscan el equilibrio entre la cocina y el cuidado del planeta.

Mirazur, además de tres estrellas Michelin, encabeza la lista de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo y ha sido el primero en ser certificado como 100 % libre de plásticos. En sus jardines y huertos, Colagreco ha emprendido una labor de investigación y desarrollo para la recuperación de semillas vegetales autóctonas en peligro de extinción y el cultivo de especies vegetales de otros continentes.

Desde el también triestrellado Aponiente, que cuenta además con la estrella verde Michelin a la Sostenibilidad, Ángel León trabaja en la recuperación del entorno en el que se sitúa -un antiguo molino de mareas-. Su trabajo con pescados de descarte y especies marinas nunca usadas en la cocina le han convertido en un referente en la defensa de los mares a través de la gastronomía.

Actualmente Aponiente, que inauguró temporada en marzo, ofrece un único menú degustación llamado “Agua salada – Agua Dulce", compuesto por 18 pases y que quiere llevar al comensal a reflexionar sobre el porcentaje que ocupa la masa de agua salada en el planeta “mal llamado Tierra".