EFEMiami

La aristócrata cubano-española María Elena de Cárdenas, a la que la Justicia de España acaba de reconocer en última instancia su derecho al marquesado de Bellavista, hasta ahora en poder de la empresaria Alicia Koplowitz, se siente "muy feliz" por haber cumplido una promesa hecha a su padre hace más de 50 años.

Luis de la Vega, hijo de las tres veces marquesa de 101 años, que reside en Coral Gables (Miami-Dade), dijo a Efe que su madre recibió con alegría la noticia de que el Tribunal Supremo de España falló a su favor en la demanda por el marquesado de Bellavista.

Termina así con éxito una batalla judicial iniciada hace más de seis años para recuperar los marquesados de Bellavista, Campo Florido y Almendares.

El padre de "Manana" Cárdenas, Luis de Cárdenas y Cárdenas, le pidió en 1964 que en la medida de lo posible tratara de recuperar los títulos familiares que por diversas circunstancias, incluido el triunfo de la Revolución en Cuba en 1959, estaban en otras manos.

Dos de los tres títulos nobiliarios de "Manana", que cumplió 101 años el pasado 5 de junio, estaban en manos de la familia Koplowitz, y el tercero en manos de Miguel Mariano Freite Gómez.

El marquesado de Campo Florido, que la aristócrata cubano-española recibió en 2019 por una sentencia del Tribunal Supremo de España, estaba antes en manos de Alicia Alcocer Koplowitz, sobrina de Alicia Koplowitz.

Ese marquesado fue otorgado por el rey Fernando VII en 1826 a Miguel de Cárdenas y Peñalver y el de Bellavista fue otorgado por Amadeo I a Gabriel de Cárdenas y Cárdenas.

La ahora octava marquesa de Bellavista ganó en primera instancia a Alicia Koplowitz, pero la empresaria recurrió la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid, donde "Manana" ganó de nuevo.

Koplowitz entonces apeló ante la Corte Suprema de España, donde perdió nuevamente.

El alto tribunal le dio la razón a Cárdenas al mantener que su padre, Luis de Cárdenas y Cárdenas, era quien tenía mejor derecho al título cuando fue rehabilitado en 1919 y posteriormente en 1962 cuando el tío de Koplowitz, José Arturo Romero de Juseu Armenteros, lo ganó en sentencia contra Carlos de Barberías y Lombillo.

El Tribunal Supremo le impuso a Koplowitz pagarle a María Elena de Cárdenas todas las costas incurridas por ella durante el proceso, dijo Luis de la Vega.

La nueva marquesa de Bellavista "se siente muy agradecida a la Justicia española, en la cual siempre estuvo confiada", así como a su abogado, Álvaro López Becerra de Casanova, experto en derecho procesal y nobiliario.

"Manana", una mujer lucida y de gran afabilidad, obtuvo la nacionalidad española en 2018.

En una entrevista con Efe ese mismo año, recordó que cuando era niña le decía a su madre que quería ser sevillana como ella y su madre le respondía que era "mitad y mitad".

Su familia, tanto en Cuba como en Miami, donde se radicaron después de la Revolución, nunca dejó de sentirse española.

"Muchos españoles -dice- no son conscientes de la suerte que tienen de pertenecer a una nación generosa y comprometida como pocas, donde sus gentes son tan encantadoras y la calidad de vida incomparable", subrayó entonces.