EFEHuelva

Ángel León y la Fundación Cousteau plantarán el próximo 2022 semillas de zostera -el cereal marino-, la planta que el conocido como chef del Mar ha logrado cultivar en la bahía de Cádiz, en siete mares de distintas partes del mundo para analizar su evolución y comportamiento en otras zonas.

Así lo ha anunciado hoy el chef en Binómico, el I Congreso Gastronómico Iberoamericano, que se celebra en Huelva, en el que ha participado, de manera telemática, con la ponencia 'Fauna y flora del atlántico, dos mundos un océano'.

Según ha explicado, gracias a la Fundación Cousteau, las semillas de ese "cereal marino" se van a llevar a siete mares, "se va a poner sobre la mesa mucho talento científico en diferentes partes del mundo para sembrarlas y ver cómo evolucionan en diferentes espacios y temperaturas".

Este paso aporta una perspectiva "mundial" a un proyecto que él pensaba que estaba anclado en Cádiz y permite acercarlo a otros proyectos de investigación internacionales.

Este apoyo de la Fundación Cousteau se contrapone a la falta de apoyo de las administraciones y del Gobierno: "Me siento muy sólo, me he sentado con muchos políticos de este país al más alto nivel y nadie ha hecho por ayudar a un restaurante que ha aportado un nuevo alimento para el mundo, en un territorio como Cádiz en el que casi el 40 % de la población está en paro".

"No he conseguido ni un duro de la administración después de cuatro años trabajando con un proyecto que creo que, realmente, aporta un valor añadido al territorio a nuevas formas de alimentarnos en el futuro; todo el mundo habla de investigación, de innovación y sostenibilidad, y en este caso hablamos de una planta que suma al territorio y que genera casi 4.500 kilos por hectárea marina".

Si bien su frustración, ha dicho, se limita a "la falta de apoyo y sensibilidad" de los gobiernos, no al proyecto en sí con el que siguen adelante con la ambición de llevar los cultivos que ya ha realizado en la Bahía de Cádiz a extensivo, para lo que se dará el primer paso el próximo año con la Fundación Cousteau.

"El mundo es muy grande, si han de venir gente de fuera de España a ayudarme pues que vengan, bienvenidos sean", ha indicado Ángel León.

Durante la conferencia se ha evidenciado la zostera marina como ejemplo de las relaciones de ida y vuelta con Iberoamérica ya que hasta su hallazgo sólo se tenían referencia de su existencia para alimentación por parte de una tribu mexicana con la que León, con el paso de los años, ha llegado a intercambiar experiencias y conocimiento.