EFEHuelva

Los restos mortales del torero Miguel Báez 'Litri' han sido enterrados poco antes de las 13.00 horas en el panteón familiar del cementerio de La Soledad de Huelva tras un funeral en la iglesia de la Concepción.

Al igual que ocurrió con la capilla ardiente instalada en el salón de plenos del Ayuntamiento de Huelva, centenares de onubenses han querido dar el último adiós y arropar a la familia del torero, por lo que muchas personas han esperado a la salida del féretro de la iglesia para ovacionarle y despedirle.

Tanto representantes de instituciones como onubenses a título personal han querido despedir al torero, que era Hijo Predilecto de la ciudad.

A las 22.30 horas de ayer cerraba la capilla ardiente, en la que, junto al féretro, se habían situado los estandartes de las sus tres hermandades: la del Rocío de Huelva, la de Virgen de La Cinta, patrona de la ciudad, y la de la Borriquita; y junto a ellos, la medalla de Hijo Pedrilecto de Huelva, un capote de paseo con la Virgen de La Cinta bordada, así como numerosas coronas de flores o la bandera de España.

Su hijo, Miguel Báez Spínola, junto a otros familiares, han recibido incontables muestras de cariño desde que se conoció la noticia de la muerte del diestro el pasado jueves.