EFEBarcelona

El supercomputador MareNostrum 4 del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) ha sido elegido como el centro de datos más bonito del mundo.

El premio, organizado por DataCenter Dynamics (DCD), se ha concedido por votación popular, en una convocatoria que ha dado premios en 15 categorías diferentes.

El MareNostrum 4 está instalado en el interior de la antigua capilla cristiana de Torre Girona, en el campus norte de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).

El supercomputador de Barcelona, uno de los más potentes de Europa, competía con instalaciones como el Switch Pyramid de Michigan, el Bahnhof Pionen de Estocolmo o el Green Mountain noruego.

La entrega del premio tuvo lugar el pasado día 7 de diciembre en Londres y los encargados de recogerlo fueron el director del BSC-CNS, Mateo Valero, y el director de Operaciones, Sergi Girona.

MareNostrum es el nombre genérico que utiliza el BSC-CNS para referirse a las diferentes actualizaciones de su supercomputador más emblemático y el más potente de España.

La primera versión fue instalada en 2005 y actualmente está en funcionamiento la cuarta.

MareNostrum 4 se puso en marcha el pasado mes de julio y, según la última convocatoria de la lista Top500, se sitúa en el puesto 16 de los supercomputadores con mayor rendimiento a nivel global.

Actualmente, dedica a la producción científica y a la innovación un total de 11,1 Petaflops, es decir, una capacidad de hacer 11.100 billones de operaciones por segundo.

Esta capacidad aumentará en breve, cuando se incorporen al superordenador clústeres de tecnologías emergentes que en la actualidad se están desarrollando en Estados Unidos y Japón.

Aparte del más bonito, MareNostrum 4 ha sido calificado como el superordenador más interesante del mundo por la heterogeneidad de arquitecturas que tendrá una vez su instalación esté completa.

Su velocidad total será de 13,7 Petaflops, su memoria central es de más de 390 Terabytes y tiene una capacidad de almacenamiento en disco de 14 Petabytes (14 millones de Gigabytes) de datos.

Los diferentes componentes están conectados entre sí a través de una red de alta velocidad.

MareNostrum 4 ha sido financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y se adjudicó por concurso público a la empresa IBM, que integró en una sola máquina sus propias tecnologías y tecnologías de Lenovo, Intel y Fujitsu.