EFERotterdam

El barco grúa más grande del mundo, el Pieter Schelte, capaz de levantar plataformas petrolíferas, llegará entre hoy y el sábado al puerto de Rotterdam, después de haber partido en noviembre pasado del astillero Daewoo en Corea del Sur, informó el medio holandés De Telegraaf.

El buque, que mide 382 metros de largo y 184 metros de ancho, dimensiones que lo hacen único en el mundo, fue diseñado por la compañía suiza-holandesa Allseas para dar soporte a las plataformas petrolíferas en alta mar.

La nave que se destinará a la instalación y extracción de plataformas petroleras y de gas en alta mar, así como para la construcción y colocación de tuberías submarinas, tiene un coste de construcción de alrededor de 2,5 millones de euros.

A su vez, es capaz de levantar plataformas marítimas de hasta 48.000 toneladas de peso, alcanzar una velocidad de 14 nudos y tiene una capacidad para 571 personas.

"La construcción de la nave Pieter Schelte significa un gran incentivo para la industria marítima. Estamos orgullosos de que Allseas sea la empresa responsable de esta innovación y es un placer para el Puerto de Rotterdam poder contribuir a ello", declaró Allard Castelein, director general del Puerto de Rotterdam, al De Telegraaf.

"Es reflejo de la determinación de la Autoridad Portuaria de Rotterdam para establecerse como centro de la industria marítima mundial" y "se espera que proporcione trabajo e ingresos adicionales para las empresas de la región", añadió Castelein.

Por su parte, el multimillonario y propietario de la empresa Allseas, Edward Heerema, afirmó al mismo medio que ha visto cumplir un sueño, refiriéndose a la construcción del buque-grúa más grande del mundo.

La compañía Allseas se dedica a la instalación de oleoductos y tuberías submarinas en alta mar. La compañía cuenta con más de 2.500 empleados en todo el mundo y con más de 18.000 kilómetros de oleoductos instalados.

Esta previsto que el Pieter Schelte "permanezca en Rotterdam al menos tres meses" para "finalizar las labores de construcción", según el periódico holandés Algemeen Dagblad (AD).

Por su parte, según informa en su página web el Puerto de Rotterdam, "las labores de montaje final del Pieter Schelte tendrán lugar en el puerto "Alexiahaven", concretamente en el área de "Maasvlakte 2", una extensión del puerto que reúne las condiciones necesarias para albergar la embarcación".

Está previsto que después el Pieter Schelte "forme parte del proyecto "South Stream" que tiene como objetivo instalar oleoductos marinos en el Mar Negro.