EFECopenhague

El príncipe heredero Federico de Dinamarca ha viajado a Francia para visitar a su hermano, el príncipe Joaquín, cuyo estado continúa mejorando tras ser operado hace casi tres semanas de un coágulo cerebral, informó este miércoles la Casa Real danesa.

"El príncipe heredero regresó ayer a casa desde Francia, donde los últimos días ha visitado a su hermano, el príncipe Joaquín, a la princesa María y a sus dos hijos en el castillo de Cayx. El príncipe Joaquín continúa mejorando pero necesita aún tranquilidad", escribió en su cuenta en la red social Instagram la Casa Real, que ha distribuido la primera foto de este tras sufrir un ictus.

En la imagen se ve a los dos hermanos sentados en la terraza del castillo, residencia de verano de la familia real danesa.

Joaquín de Dinamarca, de 51 años y sexto en la línea de sucesión al trono, fue dado de alta hace una semana tras ser operado en el Hospital Universitario de Toulouse (sur de Francia).

La Casa Real ya había informado hace dos semanas de que los médicos no creen que vaya a sufrir consecuencias físicas importantes por el coágulo.

Joaquín de Dinamarca se mudó el año pasado a Francia con su actual esposa, la princesa Marie, y sus dos hijos (tiene otros dos más de un anterior matrimonio), para ampliar sus estudios en una academia militar.

El hijo menor de la reina Margarita fue nombrado a principios de año agregado militar de la embajada danesa en París, puesto que debía asumir el próximo 1 de septiembre.