EFEMadrid

Miguel Ángel Tirado, conocido como Marianico el Corto, vuelve a la televisión para protagonizar "El último show", una serie creada por Álex Rodrigo en la que el cómico trata de huir del personaje que le dio la fama.

El conflicto interno de un cómico al que ya no le hacen gracia sus propios chistes es el punto de partida de esta comedia con tintes dramáticos que se convierte en la primera serie de ficción de Aragón TV, canal en el que podrá verse la serie a partir del próximo 20 de febrero.

Además de la televisión aragonesa, la ficción, íntegramente rodada en Zaragoza, estará disponible en otros seis canales autonómicos de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA) como son TV3, TVG, EiTB, RTPA, RTVC y Canal Sur así como en Extremadura Televisión.

Creada por Álex Rodrigo, quien ha dirigido episodios de series como "La casa de papel", "El embarcadero" o "Vis a vis", la ficción es un proyecto con el que este director zaragozano soñaba "desde que era niño", tras un encuentro casual con Tirado en el que se acercó al actor para pedirle un chiste mientras este estaba "fumando un cigarro y mirando al cielo".

Rodrigo asegura que, durante años, se obsesionó con la idea de descubrir a la persona detrás del cómico Marianico el Corto, algo que se verá reflejado en "El último show" a través de guiones de Sara Alquézar, Enrique Lojo y el propio Álex Rodrigo.

Para Rodrigo, que codirige el proyecto junto a Carlos Val, "la serie se centra en la crisis de identidad", en los problemas de adaptación social y en el choque generacional.

Junto a Miguel Ángel Tirado, encabezan el reparto de la serie Luisa Gavasa, que será la exmujer de Tirado, Itziar Miranda, José Luis Esteban, Pablo Lagartos, Laura Boudet, Denis Cicholewski, Ken Appledorn y Laura Gómez Lacueva.

Asimismo, la ficción contará con la colaboración especial de Armando del Río, María Isabel Díaz y Rubén Martínez así como con intervenciones especiales como las de Álvaro Morte, José Lifante o José María Rubio 'Barragán'.

Desde el primer capítulo serán las dudas existenciales las que embarguen a Miguel Ángel y hagan que reflexione sobre su familia, su pasado, los sueños que quiere cumplir y, en especial, sobre la idea de que, para él, el personaje de Marianico el Corto ya está muerto.