EFESao Paulo

Después de cuatro ediciones alejada de las pasarelas, la prestigiada firma brasileña de jeans Ellus arrancó este domingo la 48ª Semana de la Moda de Sao Paulo con un exclusivo desfile en el centro cultural Farol Santander, que rindió tributo a la Amazonía, al medioambiente y a las identidades individuales.

La marca presentó a un selecto grupo de invitados su habitual mezcla de moda vaquera, ropas utilitarias y piezas deportivas, que le alzó a la fama sobre todo entre los consumidores más jóvenes.

En su colección de invierno, firmada por los estilistas Thiago Marcon y Muriel Mingossi, Ellus recuperó su "historia de identidad y consciencia" y se propuso a romper barreras "de forma activista y verdadera".

En la pasarela, el manifiesto ambientalista de la firma quedó evidente tanto en las piezas lucidas -que incluyeron máscaras y guantes en una paleta de colores sobrios- como en una protesta realizada al final del desfile, cuando modelos y miembros del equipo técnico circularon entre los espectadores sosteniendo pancartas que pedían acciones más eficaces para la preservación del medioambiente.

Y es que la moda sostenible y los manifiestos activistas darán el tono de esta 48ª edición de la también conocida como Sao Paulo Fashion Week, que abrió sus puertas este domingo y se extenderá hasta el próximo día 18.

A lo largo de seis jornadas, 26 firmas, modistas y diseñadores pisarán las pasarelas de la semana más glamurosa de Brasil, que en esta edición regresa a su casa -el icónico Parque del Ibirapuera de Sao Paulo-, después de dos eventos celebrados en un galpón situado en un barrio periférico de la capital paulista.

Entre los debutantes de la más importante cita de moda de Latinoamérica figuran los estilistas Angela Brito, una caboverdiana radicada en Río de Janeiro, e Isaac Silva, oriundo del estado de Bahía, en el nordeste de Brasil.

Ambos presentarán en las pasarelas sus colecciones que rinden homenaje a las raíces y elementos africanos. Mientras Brito apuesta por un visual femenino, contemporáneo y minimalista, Silva incorpora referencias indígenas en creaciones repletas de particularidades propias de la cultura popular brasileña.

Pero aclamados modistas, como Reinaldo Lourenço, Gloria Coelho o Lino Villaventura, igualmente exhibirán sus siempre aguardadas creaciones a lo largo de la Semana de la Moda de Sao Paulo.

La moda playera y relajada de la primavera que antecede el acentuado verano brasileño estará representada por la firma Beira, por la estilista Lilly Sarte y Patbo, la marca en la que la modista Patricia Bonaldi explora su vena más artística.

Ya Cavalera y Amapo, muy populares entre los jóvenes, deberán desfilar toda la osadía de sus diseños, confeccionados en telas como el jeans o el cuero, y cuyas piezas abundan estampas, cortes irregulares e improbables combinaciones de colores.

Simultáneamente a los desfiles, la Semana de la Moda de Sao Paulo albergará también diversas actividades, como charlas educativas, seminarios y ruedas de debate para discutir el futuro de la moda en un mundo, y una clientela, cada vez más preocupado con el consumo consciente y sostenible.