EFELondres

La reina Isabel II del Reino Unido apareció este martes usando un bastón por primera vez en un acto público, al asistir a un servicio religioso en la abadía de Westminster (Londres) en conmemoración del centenario de la organización benéfica de las Fuerzas Armadas Royal British Legion.

La soberana, de 95 años, empleó un bastón "para su comodidad", según fuentes de palacio, cuando salió del coche para entrar en el templo y de nuevo después al dejar la abadía.

Además, no hizo su entrada por la puerta habitual sino por otra que quedaba más cerca de su asiento.

A pesar de su avanzada edad, esta es la primera vez que Isabel II usa un bastón en un acto oficial de este tipo, aunque en 2003 y 2004 ya se la vio con uno después de una operación de rodilla.

La reina, que lucía un abrigo y sombrero azul marino, y su única hija, la princesa Ana, de lila, asistieron juntas a la misa, en la que también estaban presentes militares en activo y veteranos, sus familiares y representantes de la British Legion, de la que la soberana es patrona.

En otros compromisos, está previsto que Isabel II y destacados miembros de su familia asistan a la cumbre del clima COP26 que se celebrará del 31 de octubre al 12 de noviembre en la ciudad escocesa de Glasgow, que reunirá a líderes de todo el mundo para consensuar los próximos pasos en la lucha contra el cambio climático.