EFELondres

La reina Isabel II presenciará por primera vez desde el balcón del ministerio británico de Exteriores el desfile militar del 12 de noviembre en memoria de los militares caídos en combate, informó hoy un portavoz de la casa real británica.

La soberana británica, de 91 años, romperá así con la tradición y será su primogénito, Carlos de Inglaterra, quien hará la ofrenda floral en el cenotafio de Londres, que recuerda a los caídos en distintos conflictos bélicos.

"La reina desea permanecer junto al duque de Edimburgo y él estará en el balcón", apuntó el portavoz oficial.

El llamado Día del Recuerdo se celebra cada año desde el final de la I Guerra Mundial en países pertenecientes a la Commonwealth en memoria de los militares caídos en los dos grandes conflictos bélicos del siglo pasado.

Felipe de Edimburgo, de 96 años, anunció su retirada de sus compromisos oficiales a comienzos de año, pero en ocasiones puntuales sigue acompañando a su esposa.

El balcón del edificio del ministerio de Exteriores se utiliza tradicionalmente por mujeres de la realeza, como la duquesa de Cornualles o la duquesa de Cambridge, para presenciar esta ceremonia.