EFEMieres

"Si alguien plantó en mí la semilla de la generosidad, fue Ferran Adrià", ha asegurado este miércoles el cocinero José Andrés, Premio Princesa de la Concordia 2021, sobre el chef catalán, que ha alimentado "al mundo de forma mejor y más eficaz".

Así lo ha asegurado durante un encuentro ante más de 200 personas celebrado en Mieres, en el que ha participado de forma telemática el propio Adrià y ha estado moderado por el periodista Juan Ramón Lucas, dos días antes de recoger el galardón de manos del rey por su labor al frente de la ong World Central Kitchen (WCK) de la que se han visto beneficiados miles de damnificados en emergencias alimentarias y sociales.

El chef asturiano, que antes de emprender su vida en los Estados Unidos trabajó en el desaparecido El Bulli, ha asegurado que Adrià fue el "faro al que seguir" cuando iniciaba su carrera entre los fogones y quien le dio "cobijo y sentimiento de familia".

Según José Andrés, Adrià es el chef que más platos ha creado, si bien en lugar de "quedarse todo para él mismo" ha tenido "la generosidad de compartirlo con el prójimo".

"Siempre dijo que la gastronomía tiene que ser mucho más que tener un restaurante con tres estrellas Michelin", ha apuntado.

El cocinero catalán, quien ha lamentado no haber podido estar presente en Asturias, ha destacado de José Andrés su "esfuerzo sobrehumano" por haber situado "la marca España en los Estados Unidos a un nivel increíble".

"Lo que ha hecho no tiene precio", ha subrayado al mismo tiempo que ha hecho hincapié en el "líder social" en el que se ha convertido con su ong, con la que ha realizado misiones de ayuda a más de una decena de países, repartido cinco millones de comidas y reunido a unos 45.000 voluntarios.

En el acto también ha tomado la palabra el presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, para poner en valor la "solidaridad" del cocinero asturiano y agradecer la donación que hará del Premio Princesa a la isla de La Palma, algo que "solo hacen los grandes".

El chef asturiano, afincado desde hace casi tres décadas en los Estados Unidos, donde ha levantado un imperio gastronómico, ha manifestado que siempre intenta que "el espíritu y el ingrediente" de la cocina española estén presentes en su carta.

En el encuentro, en el que también han estado presentes los cocineros Nacho Manzano y Pedro y Marcos Morán, también ha explicado que pretende que su gastronomía tenga la esencia del Principado, donde el protagonista es el "producto".

Tras el acto, que se ha cerrado con el "Asturias patria querida", José Andrés ha descubierto la placa que le acredita como Hijo Predilecto de Mieres.