EFEMadrid

Que esta va a ser una Navidad diferente lo sabemos todos, pero lo cierto es que en cada hogar, con niños o sin ellos, si hay algo que se puede mantener es su esencia, gracias a la decoración.

Independientemente del número de comensales, una decoración sencilla y cálida ayudará a compartir horas en la distancia. Lejos de la profusión de otros años los interioristas apuestan por una decoración basada en la luces y sin muchos excesos en el color.

Geraldine Florin, directora artística de Maison du Monde, propone un viaje al norte para pasar la Navidad en un "hogar sumamente acogedor con un árbol de colores suaves y luminosos, materiales naturales y flores secas", ha explicado.

El mimbre entra en la decoración navideña como un elemento que añade un plus de naturalidad, colocando el pie del árbol en una canasta. Flores secas y piñas naturales, que se pueden recoger en un paseo por el campo o por un parque, son otras de sus alternativas para una decoración sencilla, natural y sin excesivos gastos.

La clásica combinación de los colores rojo, verde y blanco sigue siendo protagonista esta Navidad en la propuesta de Leroy Merlin, que han decidido con ella recuperar las navidades de siempre con bolas de colores, guirnaldas y terciopelo.

Una decoración que también trasladan a los balcones "tan protagonistas este año en nuestras vidas", han explicado desde la firma, un lugar en el que vibran las luces fundamentalmente en el techo y alrededor de la barandilla de la terraza.

Bajo el lema "Mucho Xmas", Amazon presenta una Navidad "muy especial, mucho más solidaria, local y sostenible", ha explicado Ana Costi, directora de Prime y Marketing, que vincula la decoración a los productos artesanos de comercio de proximidad.

El interiorista Gonzalo García propone una decoración con esos elementos de "estilo neutro y de líneas contemporáneas. Elegante, pero cálido, de manera que no queda impersonal", y que tiene como base madera de bambú, cartón y madera natural para estrellas.

Una propuesta de Navidad "más tranquila, con materiales naturales y reciclados", una "vuelta a los orígenes -ha dicho García- que descarta unas "fiestas barrocas" y apuesta por piñas naturales pinsapo.

"Una Navidad, en definitiva, más sostenible y responsable, que nos permita aprovechar el tiempo que tenemos para disfrutar de la familia", ha señalado el interiorista.

 La colección "Heritage" del portal de decoración 'muy mucho' invita a una Navidad clásica con "ambientes cálidos, acogedores y mágicos", ha apuntado Arantxa Rubio, responsable de márketing y comunicación, que añade que "el verde, el rojo y el dorado son los protagonistas principales".

 El rojo más tradicional se reinterpreta en su versión más oscura para conseguir un toque vintage. Los complementos se inspiran en los clásicos navideños de siempre como Papá Noel, renos, acebo y abetos acompañados de gnomos y soldaditos de plomo, elementos a los que se añade el dorado.

Una colección en la que también incluye guirnaldas e incluso un belén de fieltro.

La firma no deja ninguna habitación sin decorar y la cocina, el eje, de la casa en estas fechas, aprovecha para dar protagonismo a los moldes y los accesorios para compartir ese momento con los niños.