EFEParís

El diseñador barcelonés Archie Alled-Martínez, creador de la firma Alled-Martínez, presentó este domingo en París su colección otoño-invierno 2022/23, una oda a la adolescencia y a los códigos de los 2000.

El creador, que se estrenó en 2020 en la Semana de la Moda de París, quiso rendir un homenaje a los que durante sus años adolescentes "temieron ser quien realmente eran", un sentimiento que tradujo en una colección despreocupada, natural y sensual.

Esta sexta línea, "Enfant Terrible", recupera los polos de algodón a rayas que triunfaron a principios de este siglo en las escuelas de medio mundo, así como los pantalones súper caídos y las camisas con cuellos pronunciados.

El cinturón de tachuelas, los pantalones cargo y las camisetas de algodón anchas completaron la colección, con la que Alled-Martínez volvió al universo estadounidense que ya utilizó en su propuesta de verano, en esa ocasión fijándose en la costa oeste y los patinadores de los años 70.

La sexualidad juega un papel importante en las creaciones de este modisto, finalista del premio LVMH en 2020 y ganador del mismo en 2018 en la categoría de graduado, que hace del imaginario "queer" una referencia esencial de su armario, incluyendo elementos homoeróticos y ensalzando sus códigos.

Alled-Martínez, una de las marcas que cerró este domingo la Semana de la Moda Hombre de París, presentó su colección en el espacio que la Federación de Alta Costura y Moda ha habilitado en el Palais de Tokyo para creadores emergentes, así como en un vídeo que fue transmitido en la plataforma del colectivo y en sus redes sociales.