EFEPanamá

La gastronomía y la cocina seguirán siendo piezas claves en el avance y recuperación del turismo iberoamericano pospandemia, cuando los turistas busquen quizá experiencias "más personales", destacaron este jueves autoridades y representantes de organismos internacionales en un foro que abordó el asunto.

El tema centró el diálogo que se dio en el Foro Iberoamericano Gastronomía, Alimentación y Turismo Sostenible: alianzas para la resiliencia durante y después de la COVID-19, que tuvo como sede Panamá y fue organizado por el Gobierno panameño y la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

El foro busca adecuar a las nuevas realidades del coronavirus el Plan Iberoamericano de Gastronomía y Alimentación (PIGA) a la Agenda 2030 y la Estrategia Iberoamericana de Turismo Sostenible hacia la Cumbre Iberoamericana, a realizarse el primer semestre de 2021 en Andorra.

El PIGA tiene a la gastronomía y la alimentación como impulsores del desarrollo sostenible en Iberoamérica.

En la conversación "Gastronomía y destinos creativos sostenibles: ¿A dónde irán (a comer) los turistas?", los participantes señalaron que la comida es parte importante en el avance del turismo y será una de las primeras actividades del sector que se activará con el desconfinamiento.

"La gastronomía va a ser una parte esencial en la recuperación del sector turístico, por lo menos en España, no creo que sea muy diferente en otros países donde la gastronomía vertebra el territorio", dijo el secretario de Estado de Turismo de España, Fernando Aguilar Verelst.

En ese sentido, Aguilar indicó que "cuando salgamos de esto vamos a tener que repensar el turismo desde el punto de vista de lo territorial, de las cargas del turismo en las distintas partes del país".

El alto funcionario español señaló que en esta materia se dan algunas pautas que están aquí y no van a desaparecer durante un tiempo, "pero la gente va a seguir apostando por experiencias quizá más singularizadas y diferenciales... muy personal, muy intima".

"Entonces creo que ahí la gastronomía tiene un papel fundamental que trabajar, no solo por lo que aporta a la riqueza", afirmó.

Solo en España, según Aguilar, "el 17 % de los que nos visitan lo hacen con algún tipo de interés gastronómico y participan de una manera muy activa en la oferta gastronómica de nuestro país, donde tenemos dos ciudades que son reconocidas por la Unesco como ciudades creativas gastronómicas".

Aguilar valoró que desde hace tiempo en España la gastronomía apuesta por desarrollar "un empleo de calidad, un empleo muy resiliente y capaz de atender las necesidades en las condiciones complicadas", elementos que dijo serán "muy determinantes en la recuperación de nuestro sector turístico, y sobre todo como oferta turística".

"Creo que cuando estemos pensando ya a futuro, en Centroamérica, y en el conjunto de América Latina, lo que tenemos que ofrecer es muchísimo, pero siempre le vamos a tener que añadir ese elemento gastronómico por lo que permite tener a la gente una experiencia mucho más intima", remarcó.

La panameña Ilka Aguilar Valle, Secretaria Ejecutiva de la Secretaría de Integración Turística de Centroamérica (SITCA), señaló que un estudio reciente indica que la gastronomía será una de las primeras actividades que abrirá, y destacó lo que llamo el "turismo de los sabores".

"Porque cuando una va a un país lo primero es probar lo autóctono, lo que es de la región, y eso hace especial nuestra visita", afirmó Aguilar Valle.

El argentino Alejandro Varela, director adjunto del Programa Regional para las Américas, Organización Mundial del Turismo (OMT), opinó que la gastronomía es también una inversión en el largo plazo porque "un elemento claro en la competitividad del destino va a ser la gastronomía".

"Ese elemento debe ser rescatado y revalorizado, y seguramente en el futuro vamos a tener más sitios o destinos que podemos visitar gracias a que vamos a saber que sirven el mejor pepián (platillo tradicional guatemalteco) o la mejor tortilla de maíz", remarcó.