EFEMadrid

La moda ya ha cogido el tren de la sostenibilidad y si bien todas las firmas aportan, cada vez más, su grano de arena para no contaminar el planeta, hasta ahora las cadenas de lencería básica a precios asequibles iban ligeramente por detrás.

Aunque firmas como Oysho ya utilizan, desde hace algún tiempo, algodón orgánico en la confección de su ropa interior.

A esta inercia se suma la cadena alemana de distribución Lidl, que ha colaborado en algunas de sus colecciones textiles con la modelo Heidi Klum, y que lanza su primera línea de lencería realizada con algas marinas del océano Atlántico.

El SeaCell es una fibra natural que contiene algas marinas Esmara, marca propia de Lidl, que "respetan y proporcionan numerosos beneficios regeneradores y antioxidantes al cuerpo de la mujer", según explica la firma alemana en un comunicado.

Una fibra que se produce exclusivamente a partir de materias sostenibles -algas marinas y madera- 100% biodegradables, y que se obtiene mediante un "proceso ecológico" que ahorra energía y recursos, frente a producciones convencionales y con una "huella de carbono neutra".

La recolección de las algas marinas se realiza mediante un proceso "cuidadoso, selectivo y sostenible", eliminando solo la parte de las algas que puede regenerarse y conservando todo su valor ecológico, indica la firma.

Además de sus propiedades antibacterianas y antioxidantes y de una capacidad de transpiración y de absorción de la humedad superior a la del algodón, la composición de algas del nuevo tejido "ayuda a activar la regeneración celular, que a su vez puede ayudar a aliviar las enfermedades de la piel, reducir la inflamación y calmar el dolor", comenta en un comunicado. La nueva colección cápsula de lencería está disponible, de forma limitada, en su tienda online y llegará próximamente a sus 600 tiendas físicas de España el próximo 20 de febrero a precios muy competitivos en diferentes tonos: rosa, menta y negro. EFE

it/ma