EFELondres

La chef peruana Pía León, responsable del restaurante Kjolle, en Lima, y copropietaria del Central, ha sido reconocida como la mejor mujer cocinera del mundo en 2021 por "The World's 50 Best Restaurants".

La organización británica, que cada año publica un ranking con los mejores restaurantes del planeta, destacó en un comunicado que el galardón certifica que León ha llegado "a lo más alto en el mundo de la gastronomía".

Este año, el premio a la mejor chef es "más relevante que nunca" en sus diez años de historia, subrayan los organizadores, dado que "el panorama de la restauración sigue sufriendo una disparidad de género generalizada".

La cocina de León, que en 2018 ya fue nombrada mejor cocinera de América Latina, "busca la inclusión de todas las personas cualificadas, independientemente de su género", resalta "50 Best".

La limeña se graduó en Le Cordon Bleu de la capital peruana y ocupó en 2009 un puesto en los fogones del Central, donde ascendió hasta convertirse en su chef principal.

Junto con su ahora marido, Virgilio Martínez, convirtieron ese restaurante en "un referente de la gastronomía no solo en Perú, sino en todo el mundo", destaca la organización británica, que entre 2015 y 2017 designó al Central en tres ocasiones como mejor restaurante latinoamericano.

León es también una pieza clave en Mater Iniciativa, un proyecto de investigación y desarrollo fundado por Martínez y su hermana Malena con el objetivo de conocer mejor los productos peruanos y su lugar de origen.

Kjolle, inaugurado en Lima hace tres años, es el primer proyecto en solitario de León.

La cocinera ha renunciado a un menú fijo para poder crear platos que expresen su propia personalidad culinaria de acuerdo con los ingredientes de temporada y la comida autóctona de la región.

"No dudamos de que el trabajo de Pía cambiará el futuro de la gastronomía y contribuirá a que más mujeres tengan éxito en algunas de las mejores cocinas del mundo", señalaron los responsables de "50 Best", que entregarán a León su premio en una ceremonia en Amberes (Bélgica) en octubre de este año.

"Lo más positivo de estos momentos tan excepcionales y difíciles es que he podido seguir trabajando con un equipo de personas formidables. Ellos verán este premio, al igual que yo, como una gran señal de que vamos por el camino correcto de cara al futuro", afirmó por su parte la cocinera peruana.