EFEMadrid

La pintura es el refugio en el que se han instalado durante el confinamiento modelos como Kaia Gerber, la actriz Sharon Stone, Johnny Deep o Benicio del Toro y otros artistas que fuera de los focos y el escenario dan rienda suelta a su creatividad con los pinceles.

Algunos son unos recién llegados, otros llevan años haciendo de la pintura una parte complementaria a su vida artística como cantantes o actores y consiguiendo que su creatividad pase de una afición a exponerse en galerías de arte con gran éxito de ventas, no solo por quién las firma sino porque resultan ser auténticos artistas de una disciplina que ayuda a liberar emociones.

Nadie mejor que el impresionista francés, Pierre Auguste Renoir para expresarlo: “No hablas de pinturas, te ves en ellas”.

El cantante Alejandro Sanz es uno de los artistas que lleva más tiempo con los pinceles entre manos, pero no el único. Hace dos años expuso en Nueva York parte de su obra, creada en colaboración con el artista Domingo Zapata.

"Mis emociones siempre viajaron a través de mi garganta. Ahora les mostré un nuevo camino para escapar de mí a través de mis dedos, por el puente de mis pinceles (...)", así se expresaba en las redes sociales un día después de inaugurar su última muestra que llevaba por título "Smile".

El actor puertorriqueño Benicio del Toro ha dicho que de no ser actor se habría dedicado por entero a su pasión, la pintura.

Una de las más jóvenes en sumarse a la concentración y relax que aportan los pinceles es la modelo Kaia Gerber, que sentada en el jardín y con la mano derecha lesionada ha dado rienda suelta a su creatividad para realizar cuadros llenos de color.

El protagonista de "Piratas del Caribe", Johnny Depp, de ser un gran coleccionista de arte, lleva décadas pintando, una afición que utiliza, según ha expresado en alguna ocasión, para aislarse del mundo y explorar otras posibilidades. Durante el confinamiento ha recuperado una obra que comenzó en 2006 y ha decidido finalizarla: una botella de vino.

Una pasión que Depp comparte con su amigo y compañero de rodaje Jordi Mollá cuyas pinturas ha exhibido en la prestigiosa Art Basel Miami Beach.

Hablar de Anthony Hopkins y sus pinturas es mencionar a un virtuoso de los pinceles, una expresión artística que, según ha manifestado, le lleva a representar momentos controvertidos de su vida y que ha reconocido que le ha ayudado a superar sus problemas con el alcohol.

Durante el confinamiento "impuesto", según explica en su cuenta de Instagram, ha aprovechado para pintar en su estudio, ha agradecido los mensajes de sus seguidores sobre su obra, aunque comenta, con cierta modestia, que no tiene muy claro que "haya mejorado".

La actriz Sharon Stone ha tenido su caballete muy cerca durante todo el confinamiento, días que, según explica, ha utilizado para practicar distintas técnicas.

Luci Liu, la protagonista de la serie "Elementary", se dedica a la pintura con bastante éxito, hasta el punto de que alguno de sus lienzos se han llegado a subastar por cifras cercanas a los 20.000 euros, ingresos que destina principalmente a obras benéficas.

Uno de los más destacados James Bond de la historia, Pierce Brosnan, llegó a la pintura desde el dolor, poco antes de que su primera esposa, Cassandra Harris, falleciera.

En 2018, cedió una de sus obras, un cuadro de Bob Dylan, para la subasta Aids Amfar que se celebra durante el Festival de Cine de Cannes, un cuadro con el que la fundación para la investigación del sida recaudó 1,2 de euros.

De tal palo tal astilla, así de "orgulloso" muestra Sylvester Stallone su pintura en las redes sociales junto a las de su hija Sofía, que disfruta de la misma afición que el actor, que la considera "la más auténtica de todas las artes".

Pero ellos no son los únicos, el guitarrista británico Keith Richards, Paul McCartney, Jim Carrey, Bob Dylan o James Franco incrementan la lista de artistas multidisciplinares que consiguen con la pintura expresar su mundo interior.