EFEMadrid

La supermodelo rusa Natalia Vodianova y el heredero del imperio LVMH, Antoine Arnault, se han casado por lo civil en una ceremonia íntima y casi secreta en el Ayuntamiento de París tras una década de relación.

Acompañados por un grupo muy reducido de familia y amigos, Natalia Vodianova y Antoine Arnault se han dado el "sí quiero" este fin de semana en la ciudad del Sena, según ha confirmado la modelo en sus redes sociales mediante una foto y un pequeño vídeo acompañado de una sola palabra "Oui" -Sí- y tres corazones.

En la imagen aparece la pareja a la salida del Ayuntamiento de París, donde la alcaldesa, Anne Hidalgo, ofició la boda.

Natalia Vodianova, de 37 años, una de las modelos más solicitadas del panorama internacional, y Antonie Arnault, de 42, heredero de uno de los imperios más grandes de la moda en el mundo que aglutina a firmas como Loewe, Givenchy, Dior, Louis Vuitton, Moët & Chandon, Sephora, o Tag Heuer, entre otras, llevan mas de diez años juntos y tiene dos hijos en común, Maxim, de seis años, y Roman, de cuatro.

La modelo, lucía un sencillo conjunto de dos piezas, en tono marfil, compuesto por blusa con hombreras y cuello con bordados artesanales, ceñida con un cinturón y combinada con una falda de largo midi con una caída extraordinaria, mientras que el empresario optó por un traje chaqueta azul marino, camisa rosa y corbata celeste.

Para la modelo, que nació en Nizhni Nóvgorod, una ciudad industrial a 500 kilómetros de Moscú, es su segunda boda tras separarse del británico Justin Portman con quien tiene tres hijos más: Lucas Alexander (18), Naya (13 y Viktor (12).