EFEBuenos Aires

La última expareja que se le conoció a Diego Armando Maradona, Rocío Oliva, dijo este miércoles después de la muerte del astro del fútbol que aún no puede creer que haya fallecido y que hoy rememora los momentos "lindos" junto a él.

"Me vienen todos los recuerdos lindos a la cabeza, todo lo vivido con Diego fue hermoso", dijo Oliva en declaraciones a los medios de comunicación desde un vehículo y entre lágrimas.

"No lo creo todavía, nadie lo puede creer", añadió la exnovia de Maradona, con quien cortó a finales de 2018 después de seis años de relación sentimental.

Oliva, de 30 años de edad, aseguró que aún se encuentra "mal" por el fallecimiento de Maradona, que según ella fue un hombre que le "enseñó mucho en la vida".

"Me amó mucho", indicó, al tiempo que confirmó que en los últimos días no pudo hablar con él, después de que lo trasladaran a la casa donde finalmente murió de un paro cardiorrespiratorio a las 12:00 hora local de este miércoles (16:00 GMT), un par de semanas después de que lo operaran por un hematoma subdural.

La muerte de Maradona, ocurrida este miércoles a los 60 años, impactó en Argentina y en el mundo y deja huérfanas a las millones de personas que admiraron la carrera deportiva del considerado por muchos como el mejor jugador de fútbol del planeta.

El presidente argentino, Alberto Fernández, declaró tres días de luto en memoria de quien ya era una leyenda en vida y ahora, con su muerte, reaviva los recuerdos de gloria que escribió con sus botines en la historia grande del deporte argentino.

Los homenajes a Maradona se sucedieron durante todo el día en Argentina, así como las muestras de dolor de parte de las principales figuras públicas del país, y desde este jueves su cuerpo será velado en la Casa Rosada.