EFEMadrid

Loewe, amante de la artesanía, se rinde ante las virtuosas reinterpretaciones de la cerámica William de Morgan, mientras que Bulgari vuelve a concentrar en la ciudad de Roma su inspiración con "Fiorever", Louis Vuitton lanza con Emma Stone un nuevo perfume y Zara cae en los brazos de Jo Malone.

Loewe pone a la venta un colección prêt-à-porter en la que prima la libertad y la magia gracias a la cerámica del británico William de Morgan, que alcanzó la fama con sus diseños de azulejos de estilo Arts and Crafts.

"Cada año hemos abordado a alguno de mis héroes del movimiento Arts and Craft", ha explicado en una nota de prensa Jonathan Anderson, director creativo de la firma, quien considera que "la colección William de Morgan ha sido un proceso muy natura".

Loewe consciente de la belleza de estas fantásticas cerámicas ha decidido incluirlas en los accesorios y "charms" para mujer y hombre. Detalles aparecen impresos sobre bolsos y abrigos, o bordados a mano en las bufandas y las prendas de punto.

Otros artículos, como una cola de dragón hecha con lana o un gorro de punto con cuernos, reinterpretan los monstruos del artista. En esta colección la imaginación vuela con total libertad y la magia se funde con la vida cotidiana.

Entre las prendas, destaca una chaqueta de piel negra con un dodo carmesí pintado en la espalda y una gabardina en tonos índigo, azul claro y verde estampada con un pavo real.

Los dibujos de flores amarillas y plumas de pavo real, típicos de De Morgan, cobran protagonismo en los bolsos Puzzle, Hammock y Gate elaborados en calf.

Una fauna de abubillas y dodos azules y blancos decora los pantalones, faldas y bolsos de lana mientras que los "collages" de follaje poblados con conejos y perdices adornan los bolsos Lazo Shopper y Bucket elaborados en lino y también en calf, así como las pequeñas carteras y los tarjeteros.

Bvlgari vuelve la mirada a la ciudad de Roma y, en este caso, a sus flores, para fijar en ellas su fuente de inspiración. "Fiorever" es una combinación del termino inglés "forever" (para siempre) y el italiano "fiori" (flores), para crear la magia de la "Ciudad eterna".

Piezas con diamantes blancos, en pavé, con pétalos ligeramente levantados configuran el sello de identidad de la colección y la "vivacidad y elegancia de un jardín romano", comentan desde la firma.

La insignia de la colección es una flor salvaje que surge de la historia de Roma, un símbolo que decora los frescos hallados en la ciudad de Pompeya.

El poder de las flores es lo que invita a Louis Vuitton a presentar su segundo perfume, una creación femenina de Jacques Cavallier Belletrud, de la que es imagen la oscarizada Emma Stone.

Buscando la excelencia también en los aromas, Zara ha firmado una colaboración con la empresa de fragancias británica Jo Malone, que pertenece al grupo Estée Lauder. Los ocho aromas que nacen de este trabajo tienen como inspiración las "memorables colecciones de moda creadas por Zara", comentan en una nota desde la firma.

La firma de moda española ha resaltado de Malone su "capacidad para contar historias a través de las esencias", mientras que la fundadora de Jo Loves se ha definido este trabajo como "apasionante" y ha resaltado que cada fragancia tiene su personalidad, todas ellas llenas de "imaginación y arte".