EFEMadrid

El espíritu de Viktor&Rolf, Issey Miyake, Óscar de la Renta y Stéphane Rolland, entre otros grandes genios de la moda, está presente en la costura plisada y con volumen de Isabel Sanchis, mientras que el talento del español Mariano Fortuny habita en las propuestas de Pilar Dalbat.

Muchas de las propuestas de la 74 edición de la pasarela madrileña viene envueltas con un halo que recuerdan a grandes creadores. Y, se entiende, lo bueno y bonito gusta a todos, más cuando la artesanía está presente.

"Esta colección pone en valor los oficios y la artesanía de la moda", explica a Efe este sábado Paula Maiques, hija que Isabel Sánchis, fundadora de la firma, presente en más de 40 países, como Italia, Francia, Suiza, Estados Unidos, Singapur, China, Panamá, Sudáfrica, Emiratos Árabes o Qatar, entre otros.

Bordadores, artesanos del metal y plisadores son algunos de los oficios presentes en la firma valenciana en la que también aparecen los poéticos plisados de Issey Miyake.

No por ello resta valor al trabajo de madre e hija que tienen oficio, dominio del patrón de la prenda, además de emplear muchas horas investigación y experimentación de los tejidos hasta crear prendas de fiesta.

En paralelo, diseños con más volumen al estilo Viktor&Rolf, Óscar de la Renta o Stéphane Rolland, una serie de vestidos en el que ha destacado un pieza en forma de flor confeccionada con material sostenible, "un hilo hecho con botellas de PET", cuenta Paula Maiques quien se prueba todo en el taller para saber de primera mano "si la prendas es cómoda o no".

Una colección "con mucha luz, que inspira alegría y positividad y que celebra la creatividad y el trabajo artesanal", añade Paula Maiques que en esa ocasión declina el negro y apuesta por tonos van desde un rosa flúor hasta verde pistacho, pasando por naranjas y azules, muchos de ellos con acabos con una pátina iridiscente.

Sharon Stone, Isabel Preysler, Mar Flores, Chiara Ferragni, Tamara Falco, Anne Igartiburu, Sonam Kapoor, Laura Whitmore o Nicole Kimpel son algunas de la clientas de Isabel Sanchis quien en esta ocasión vuelve a trabajar las flores, seña de identidad de la casa junto con la calidad.

Mariano Fortuny y Madrazo (Granada, 1871-Venecia 1949) es la fuente de inspiración de Pilar Dalbat que cierra con esta nueva colección su homenaje particular a uno de los grandes nombres de la moda, que este año se conmemora el 150 aniversario de su nacimiento.

"He tenido poco tiempo para prepararla, pero estoy contenta con el resultado", explica poco antes del desfile, la diseñadora granadina presidenta de la Asociación Fortuny.

Prendas inspiradas en Venecia, ciudad a la que acudió a visitar sus talleres, donde el "maestro" llevó a cabo "gran parte de su actividad productiva".

"Dedicar una colección a su figura se me quedaba corta", una razón por la que de nuevo recurre al estudio de su obra y sus técnicas de pintura para reinterpretar el mítico "Delphos" y su trabajo de plisado con técnicas digitales sobre vestidos y blusas.

La diversión y el espíritu carnavalesco de la ciudad queda impreso en los tejidos elegidos por Dalbat donde está presente el púrpura, verde agua, el dorado o los brillos.

"Es una colección divertida, con la que pretendo rescatar su esencia, siendo fiel a mis creaciones y mi estilo", apunta la diseñadora, que siempre ha apostado por la sobriedad las líneas rectas.

"He querido presentar el vestido lo más sencillo posible, con una silueta recta, también caftanes, muy afines al universo fortuniano" y batas y pantalones de pata ancha, cinturas alta en falda de capa y "crop tops", prendas en las que borda cuentas de cristal de Murano.

Los complementos son el accesorio estrella de una colección para la que ha creado una nueva línea de bolsos.

Moda atemporal que mira hacia "referencias que nos son propias" con la que Dalbat quiere ofrecer la mayor calidad posible, además de acercar "el universo a quien no lo conozca".EFE

Carmen Martín