EFELa Habana

Los reyes de España asistieron este martes en el Gran Teatro de La Habana a una gala de danza ofrecida en su honor por el Ministerio de Cultura de Cuba y el Consejo Nacional de las Artes Escénicas y en la que se homenajeó a la fundadora del Ballet Nacional, Alicia Alonso, fallecida en octubre.

En su primera jornada de agenda oficial con motivo de su visita a la isla, Felipe VI y la reina Letizia acudieron a esta gala en la que estuvieron acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, y otros miembros de su delegación.

El Ballet Nacional de Cuba interpretó un fragmento de la obra "Giselle", que fue el personaje más emblemático encarnado por Alicia Alonso, y actuaron también la compañía de Carlos Acosta, el Ballet Folclórico de Cuba y el Ballet de Lizt Alfonso.

Al final de la última actuación, tras los bailarines se proyectó una imagen de Alicia Alonso, momento en el que los espectadores que llenaban el teatro rindieron homenaje a la bailarina y fundadora del Ballet Nacional.

El rey también la recordó, según fuentes españolas, cuando subió al escenario al término de la gala acompañado por la reina Letizia para conversar con los bailarines.

El Gran Teatro de la Habana, construido como sede del Centro Gallego en La Habana, es sede del Ballet Nacional desde 1965 y lleva el nombre de Alicia Alonso desde 2015.

Una decisión adoptada por el Gobierno cubano con carácter excepcional debido a que en la isla no se acostumbra a nombrar instituciones o edificios para honrar a personalidades vivas.

En este teatro se ofició un funeral multitudinario por la legendaria figura de la danza, que falleció el pasado 17 de octubre a los 98 años de edad en La Habana.