EFESan Sebastián

Desde las lágrimas con que recibió la noticia de su primer sol Ricardo Temiño (La Fábrica, Burgos) al astro que se ha tatuado Julen Baz (Garena, Vizcaya), los galardones de la Guía Repsol 2021 han sido recibidos más que nunca como "un abrazo" en un año en el que "la hostelería se ha sentido muy sola" y acosada por cierres y restricciones.

Así lo han explicado a Efe algunos de los cocineros de los 96 restaurantes que recibieron este lunes en una gala en San Sebastián su primer, segundo o tercer sol, celebrada con estrictas medidas anticovid pero con más emoción al ser la primera que reunía al gremio en su año más duro por la pandemia, y que coincidía con el anuncio de nuevas restricciones para el sector en distintas Comunidades Autónomas.

Elkano (Guetaria, Guipúzcoa), que junto con Alkimia y Miramar (Cataluña), lograba su tercer sol, abrió ayer por primera vez tras seis meses para una comida con la que la Guía Repsol homenajeó a los cocineros que lucen su máxima distinción. Pero fue un espejismo porque hoy tienen que volver a echar la persiana por el nuevo cierre perimetral.

Aún así, Aitor Arregi entiende el reconocimiento como "un abrazo a la casa que, cuando todos estamos deseando tocarnos y abrazarnos, llega más hondo".

Para David Pérez, que acaba de reformar Ronquillo (Ramales de la Victoria, Cantabria) y de recibir su primer astro en este restaurante de origen familiar, supone "un reconocimiento a la familia y al sufrimiento, al trabajo y al esfuerzo". De sufrimiento sabe mucho Pérez, que recogió el sol mientras se anunciaba un nuevo cierre del interior de la hostelería en su región.

Ni terraza ni servicio de comida a domicilio tiene En la Parra (Salamanca), donde Rocío Parra (cocinera) y Alberto Rodríguez (sumiller y jefe de sala) comparten un proyecto vital. Dice Parra a Efe que "lograr un sol es un chute de energía en un año muy complicado" que continúa, porque Salamanca también clausura de nuevo el interior de los restaurantes.

Misma ciudad e idéntico problema para ConSentido. Carlos Hernández lo iba a abrir justo cuando se decretó el confinamiento total en marzo de 2020, tuvo que esperar al 13 de julio y en este tiempo sólo ha podido abrir seis meses. "Estás siempre con la incertidumbre y lo puedo aguantar porque tengo 30 años, el que tenga 50...", comenta a Efe tras recibir su primer sol.

El Molino de Alcuneza cumple 25 años en Sigüenza (Guadalajara), pero será una celebración agridulce, confiesa a Efe el cocinero Samuel Moreno con su primer sol en las manos. "Los reconocimientos son siempre bien recibidos, pero este año más porque nos hemos sentido muy solos", afirma.

"La gestión ha sido catastrófica, a la hostelería se nos ha culpado sin ser causantes, no hay motivos para vetarnos", arguye.

A Miguel Cobo la pandemia le ha frenado en seco su gran proyecto en Burgos, Cobo Estratos, con el doble concepto de Tradición y Evolución, donde iba a explicar la evolución humana a través de distintas técnicas culinarias de conservación.

Ahora aspira a inaugurarlo en 2022 "y si no, en 2023 o en 2026", refiere a Efe, pero no quiere renunciar porque "hay mucho trabajo e investigación detrás".

Tuvo que volcarse en la vertiente de Tradición y, aunque "la gente de Burgos se ha volcado" y ha logrado un sol Repsol, debe lidiar con la prolongación del cierre del interior de los restaurantes decretado por la Junta de Castilla y León hace una semana.

Ricardo Temiño se lleva otro sol a Burgos gracias a La Fábrica y reconoce que lloró cuando lo supo, "por lo que han supuesto 2020 y 2021, con el equipo en ERTE y momentos familiares duros".

También como "un empujón de ánimo en un año muy complicado" interpreta su primer sol Miguel Carretero, de Santerra (Madrid), donde ha intentado suplir con la comida a domicilio los ingresos que ha dejado de percibir por el cierre de la barra.

"Nos hacía falta una inyección de alegría", asegura a Efe Jordi Esteve, quien estrena sol en Nectari, Barcelona, donde los restaurantes sólo pueden abrir para el servicio de comidas.

Y es que, subraya, si la pandemia se ha llevado por delante elBarri -el grupo de restaurantes fundado por Albert Adrià y los hermanos Iglesias que incluye los galardonados Tickets, Hoja Santa, Pakta y Bodega 1900- "podemos tener una idea de la magnitud de la tragedia que vive la hostelería".

Pilar Salas