EFEZaragoza

Si todo avanza según lo previsto, este viernes, a partir de las 8 de la mañana, comenzarán los trabajos en la Plaza del Torico de Teruel para el montaje de la columna que sustentaba al pequeño astado, símbolo de la ciudad, y que se desplomó el pasado 19 de junio.

La columna, de 7 metros de altura, colapsó cuando se retiraban las 23 sogas instaladas con motivo del Congreso Nacional del Toro de Cuerda, e impactó contra uno de los bolardos que rodean la fuente, lo que le ocasionó daños importantes que ya han sido reparados

La Fundación Santa María de Albarracín dirige los trabajos con el apoyo de la empresa turolense Mármoles Lloréns, que se encarga de las tareas de cantería.

Este miércoles se colocaron las nuevas varillas sobre las que mañana volverá a encajarse la columna y sobre la que retornará la réplica del Torico, que elabora en bronce una empresa de Zaragoza de acuerdo a la réplica en 3D que hay de la estatua en el Museo de la Vaquilla de Teruel, pero para lo que, según fuentes municipales, todavía no hay fecha prevista.

Con el colapso de la estructura, la pequeña escultura metálica del Torico (de 45 centímetros de largo, 37 de alto y 55 kilos de peso) sufrió daños en un cuerno y en las patas.

Será este museo quien aporte un plan de restauración de la escultura, que a petición de la alcaldesa, Emma Buj, incluirá un estudio sobre los metales con que está hecho el Torico, teniendo en cuenta que los técnicos de la Fundación Santa María de Albarracín sugieren en su informe que la figura no es la original de 1858, sino una réplica de principios de siglo XX, en tanto el cuanto el material del que está hecho no se corresponde con el que existía en el momento en el que está datada la estatua.

El próximo 9 de julio se celebrará el tradicional acto de la puesta del pañuelo al Torico con motivo del inicio de las fiestas de Teruel, por lo que se espera contar para entonces con que la réplica del astado corone la columna sobre la que se alzarán las dos vaquilleras encargadas de esta misión.