EFEMadrid

La próxima presidenta de Inditex, Marta Ortega, reunió anoche en A Coruña a los grandes del mundo de la moda para homenajear al fotógrafo Peter Lindbergh, ante la primera gran exposición de su obra, comisariada por él mismo antes de fallecer.

Lindbergh fue amigo de Marta Ortega y el autor de las fotografías de su boda con Carlos Torretta en 2018, y ella es, además, una gran admiradora de su obra. La empresaria ha sido junto con Benjamin Lindbergh, hijo del fotógrafo, la impulsora de esta exposición y ambos fueron los anfitriones de una velada que reunió al mundo del arte y de la moda internacional.

En la lista de invitados, que eligieron el negro como el color de la noche, se encontraban desde la modelo Naomi Campbell, musa del fotógrafo; el director creativo de Valentino Pierpaolo Piccioli, y autor del vestido de novia de Marta Ortega; el director y guionista italiano, Luca Guadagnino; los modelos Esther Cañadas y Jon Kortajarena y la actriz Rossy de Palma.

En la exposición también estuvieron el diseñador y arquitecto Vincent Van Duysen; David Sims, Mikael Jansson; Diana Picasso, nieta del célebre pintor; la editora de moda Emmanuelle Alt; el arquitecto David Chipperfield; el diseñador de interiores belga Axel Vervoordt; la estilista y exdirectora creativa de Givenchy Clare Waight Keller y Aurélie Bidermann.

Tras la visita a la exposición, Albert Adrià fue el encargado de servir el cóctel antes de la cena elaborada por el chef gallego Culler de Pau, que estuvo amenizada por la cantautora británica Lianne La Havas.

La exposición de Peter Lindbergh "Untold Stories" fue comisariada por el propio Peter Lindbergh poco antes de su prematura muerte en 2019 y durante dos años seleccionó más de 160 imágenes que abarcan sus cuatro décadas de carrera.

Fotografías en las que inmortalizó a algunas de las mujeres más célebres del mundo de la moda, el cine y otros ámbitos, desde Nicole Kidman y Charlotte Rampling hasta Uma Thurman, como Linda Evangelista, Naomi Campbell o Kate Moss.

La exposición se presenta en asociación con la Fundación Lindbergh, bajo la dirección de Benjamin Lindbergh, hijo del fotógrafo.

"Peter y Galicia comparten muchas similitudes... la naturaleza salvaje, la belleza natural y esa calidez humana que nos hace sentirnos vivos. Para mí es un privilegio poder reunirles", ha expresado Marta Ortega en un comunicado.

Una exposición que ha promovido "con el único propósito de que los coruñeses, los gallegos, los españoles y los viajeros de cualquier parte del mundo que visiten esta maravillosa tierra puedan disfrutar libremente de esta exquisita exposición".

Ortega finaliza comentando que espera "y creo firmemente, que este será solo el comienzo para muchas personas que, cuando descubran el mundo de Peter, se enamorarán de sus imágenes y se interesarán por conocer su figura más en profundidad".