EFESevilla

La moda flamenca se está ahogando por las restricciones de la pandemia y sigue sin tener ningún tipo de solución, según ha denunciado este viernes '#lunaroff', movimiento de apoyo al sector, que ha mostrado su malestar en una manifestación por las calles de Sevilla.

En un acto convocado en la Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento, el organizador de la plataforma, Javier García Borrego, ha denunciado que "después de varias reuniones con los distintos gobiernos", siguen sin encontrar una salida a su situación.

En la protesta, la segunda que llevan a cabo tras la de octubre, García ha incidido en que la venta al público en el sector ahora mismo es "nula", a la vez que ha informado de que en Sevilla "se han cerrado unas diez/doce empresas de moda flamenca" y que otras muchas les dicen que "se verán abocadas a lo mismo".

El acto, presidido por una pancarta con el lema "Para volver a ser lo que fuimos, necesitamos ayuda", ha consistido en una marcha de flamencas desde el Ayuntamiento hasta llegar al Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, donde se ha leído el manifiesto de protesta.

Una de las manifestantes, Claudia Alfaro ha insistido también en reclamar "ayudas concretas para el sector".

"No pedimos ni ferias ni romerías, sino una inserción dentro de Cultura para bajar el IVA cultural del 21 al 10 % y ayudas como trajes de flamenca, complementos, zapatos, flequeras, mantones bordados... todo lo que engloba la moda flamenca", ha señalado.

Otra de las integrantes de la protesta, Joana, ha reincidido en las quejas. "No hay trajes de flamenca, la gente no compra vestidos, los talleres cierran... es una cadena enorme que afecta a miles de familias. La situación después de un año es insostenible".

Según el organizador de '#lunaroff', en torno a 1.000 familias en Andalucía viven de la moda flamenca; por ello se ha quejado de la falta de respuesta por parte de las instituciones políticas.

"De la Junta estamos aún esperando su respuesta desde hace muchos meses; mientras que el Ayuntamiento prevé celebrar eventos en los días que tendrían que haber sido la Feria pero a nosotros nos dejan fuera", ha esgrimido.

De acuerdo a García, la propuesta que les ofrecido el Consistorio es "un desfile en la calle", lo que considera "irrisorio" y que no "sirve de nada".

"Somos cultura e imagen de esta tierra. Es muy importante que nos echen una mano porque somos un sector pequeñito pero muy importante", ha revindicado.