EFEToledo

El centro de cría que la Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad (FIEB) tiene en Casarrubios del Monte (Toledo) ha acogido el nacimiento de los primeros cuatro cachorros de visón europeo en sus instalaciones, que es el mamífero más amenazado de Europa.

Los cachorros nacieron en dos camadas, una de tres cachorros, nacidos del ejemplar Heredia, procedente del centro de Álava, y el cuarto nacido de Foronda, llegada de Sendaviva (Navarra).

Ambas camadas son del mismo padre, Cubillo, cedido por Aragón, según ha informado hoy el FIEB en un comunicado.

Los cachorros de visón europeo ya han salido de las cajas nido y se encuentran en fase de exploración.

A lo largo del próximo mes completarán la fase de dispersión y pasarán a estar en una instalación donde establecerán su territorio.

El visón europeo es en la actualidad el mamífero más amenazado de Europa, por lo que desde el año 2005 existe un programa de cría en cautividad dentro de la Estrategia Nacional de Conservación de la especie, coordinado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Hay dos centros de cría adscritos al programa, el de Pont de Suert (Lérida) y el de FIEB, aunque existen otros colaboradores como el de la Diputación de Álava y Sendaviva.

En total hay 53 ejemplares en cautividad (26 machos y 27 hembras) y esta temporada han nacido diez cachorros: dos en Álava, cuatro en Pont de Suert y cuatro en FIEB.

Las mismas fuentes han explicado que el nacimiento de estos cuatro cachorros en FIEB constituye un "éxito", por la rapidez en que se han obtenido resultados en unas instalaciones nuevas y por su contribución a la viabilidad del programa de cría en cautividad del visón europeo.

El centro FIEB de Casarrubios del Monte tiene unas instalaciones naturalizadas con un ecosistema de ribera, equipadas con un circuito cerrado de cámaras que permiten realizar el seguimiento de los animales 24 horas al día.

Los cachorros nacidos esta temporada se destinarán a mejorar la estructura demográfica y genética del programa de cría español, mientras que las crías que nazcan en los próximos años se podrán destinar a distintas acciones de liberación, con el objetivo de mejorar el estado crítico de la especie.

En ese caso se realizará un entrenamiento adecuado de ejemplares en cautividad para mejorar su supervivencia en el medio natural, si fuera necesario, aunque esto siempre estará sujeto a las decisiones que tome el grupo de trabajo oficial del visón europeo y de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad.