EFEMadrid

Verónica Forqué, Terelu Campos, Carmina Barrios o Arkano se convierten en modelos para Eduardo Navarrete en el desfile de su colección “Supermercados Navarrete”, una oda a la belleza de lo cotidiano y en la que el diseñador reivindica una moda que llegue “a todos los lugares y esferas”.

"Me inspiro en cosas cotidianas que forman parte de mi memoria. Creo que podemos llevar la moda a todos los lugares, desde altas esferas a la calle. Supermercados hay muchos, el chino de la esquina y otros de lujo, y yo creo el mío propio”, dice a Efe Navarrete sobre su colección, con la que anuncia su nueva faceta diseñando uniformes laborales.

Así es como nace “Supermercados Navarrete”, en una original puesta en escena en la que la encargada no es otra que la presentadora Terelu Campos, al frente de un elenco que cuenta con Verónica Forqué como cajera, Miki Nadal como chef… que han paseado por el madrileño mercado de San Antón.

“El supermercado tiene una parte importante de mi paso por 'Masterchef Celebrity' (Televisión Española)", dice el diseñador, que sube a gran parte de sus compañeros del programa a su particular pasarela.

“Lo vi claro con la afinidad que teníamos, nos hicimos amigos tras convivir”, apunta sobre el casting del desfile, que coincide con la final del programa televisivo.

Y es que, para Navarrete, las puestas en escena de sus colecciones conforman una parte esencial. “Cuando creo una colección no solo pienso en la ropa, es fundamental la puesta en escena para contar el concepto de lo que quiero transmitir. Me gusta subir a la pasarela todo tipo de personas y cuerpos”, desgrana el valenciano.

El creador plasma así en el Mercado de San Antón su imaginario a través de un original supermercado, con una colección que va desde elaborada corsetería y faldas con grandes volúmenes a pantalones palazzo y prendas “streetwear” como camisetas, sudaderas y bombers en patrones XL, que juegan con la tendencia “oversize”.

Quitagrasas, botes de leche, ristras de ajos, “navarritas energéticas” e incluso el propio rostro del diseñador envasado al vacío son algunas de las originales estampaciones digitales que salpican las prendas. Una técnica que es sello del diseñador desde que lanzase su primera colección, “Demencia”, y con la que ahora ensalza la belleza de la cotidianidad desde los supermercados.

Banderillas, pistachos, e incluso patatas fritas onduladas realizados en oro por la joyería de autor “Solo Átame” complementan las creaciones del Navarrete, que se convierten en originales pendientes, colgantes o incluso botones. El resultado es un supermercado que hace una simbiosis entre “lo moderno y también lo puramente cañí”.

“Es un homenaje también a los comercios de barrio. Dentro de esta rama vamos a hacer uniformes laborales. Existe un vacío enorme en ese sector y creo que podemos llevar la moda a todos los lugares, que tengas tu peluquería y puedas ser la más moderna”, explica sobre su siguiente apuesta, una más en su intensa vorágine de proyectos.

Desde que saliera de la primera edición de Maestros de la Costura en 2018, la trayectoria de Navarrete ha implosionado. Ha consolidado su firma, ha formado la empresa de marcas y creadores 15 Segundos Store, ha participado en la última edición de "Master Chef Celebrity" y ahora está inmerso, de nuevo, en los rodajes de la nueva temporada de Maestros de la Costura.

“He salido del calendario por las necesidades laborales de mi vida cotidiana”, dice sobre su decisión de presentar la colección fuera del circuito de la moda, condicionada por sus rodajes.

Navarrete tiene claro que una de las claves del éxito es “que el empresario siempre ha ido por delante del diseñador”.

“Cuando pienso en una colección no solo tengo en cuenta el diseño de las prendas, sino la logística, si puedo conseguir tejidos o cómo voy a venderla”, señala el alicantino, para quien es importante acercar la moda al consumidor y volverla accesible. Una ecuación en la que público y diseñador salen ganando. “No quiero vivir de subvenciones, sino crear una moda accesible”.

El otro pilar del éxito es para Navarrete su equipo, una parte fundamental que, explica, le ha permitido poder sacar adelante la colección en pleno rodaje. “Mi mano derecha Román Herrero, mi codirector creativo Rubén Murga, mi socia Paloma Oliva o el director de mi 'showroom' Aarón Gil han sido quienes han hecho posible que pudiera compaginar todo”.

Al ser preguntado por su éxito en sus distintos proyectos, reflexiona y admite que reposa sobre una personalidad que acompaña las eternas jornadas de trabajo. “Soy sociable y un perfecto liante…Hay gente con muchísimo talento, pero creo que es importante saber defenderlo”, indica.