EFEMadrid

El entrenador de fútbol Antonio Fernández Marchán presenta este sábado "Mi once de oro", un libro que cuenta las historias "reales, duras y crueles" de once menores que están privados de libertad porque han cometido delitos y que cumplen medidas judiciales en el centro de internamiento Teresa de Calcuta de la Comunidad de Madrid, situado en la localidad de Brea de Tajo.

Fernández Marchán (Guadalcacín, Jerez de la Frontera, 1970) formó parte del cuerpo técnico de la Selección Española de fútbol liderada por Vicente del Bosque que ganó la Copa del Mundo de 2010 en Sudáfrica, ha sido director técnico de clubes como el Málaga y el Cádiz y, actualmente, es director de captación de talento juvenil internacional del Sevilla Fútbol Club.

En una entrevista con la Agencia Efe, el autor señala que el libro, publicado por Círculo Rojo Editorial, reúne once historias que "debían ser contadas", antes de indicar que el once es "un número mágico", el de titulares de un equipo de fútbol y también los años que han transcurrido desde que empezó el proyecto hasta la publicación del libro.

Está estructurado en once capítulos, cada uno de ellos protagonizado por un jugador, que ocupa una posición en el campo de fútbol, en función de sus características, y que están "apadrinados" por personalidades de distintos ámbitos de la sociedad que han visitado a los chicos en el centro y les han acercado una historia de éxito para impulsarlos a buscar nuevos caminos.

En el volumen, con prólogo del director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, participan el futbolista Sergio Ramos, el cantante DePol, el grupo Gemeliers, el músico José María Ruiz, el cocinero Juanlu Fernández, el actor Canco Rodríguez, el tenista paralímpico Dani Caverzaschi, la actriz Andrea Duro, el cantante Paco Candela, el futbolista Dani Alves, el cantautor David DeMaría y el cantante Dani Fernández.

"En 'Mi once de oro' he intentado montar un equipo de fútbol para que los chicos le jueguen un partido al presente y ganando ese partido puedan clasificar en el futuro para encontrar, de alguna manera, la felicidad y el cariño que no tuvieron en sus infancias y adolescencias", explica Fernández Marchán.

"Hay casos de chicos que han cometido homicidios, agresiones sexuales, robos con violencia o que han crecido haciendo apología del terrorismo islámico", apunta el entrenador, quien recuerda "la historia de dos hermanos que estuvieron en el centro durante mucho tiempo y que han conseguido reinsertarse en la sociedad, tienen un trabajo estable y han formado sus familias", mientras que "otros no han logrado salir adelante y continúan cayendo en la delincuencia".

"MUCHO MÁS QUE FÚTBOL"

El autor señala que la publicación parte de su proyecto "Mucho más que fútbol", que tiene trece años de existencia, un taller que busca transmitir valores y fomentar el ocio saludable entre chicos que están privados de libertad.

Inició el programa con reclusos adultos en 2009 en la cárcel de Valdemoro, mientras trabajaba para la Real Federación Española de Fútbol; continuó en el penal de Alhaurín de la Torre, durante su etapa como director deportivo del Málaga Club de Fútbol y, cuando regresó a Madrid en el año 2012, lo enfocó a los jóvenes por considerar que su mensaje iba a "tener mayor calado" en menores de edad.

Desde hace once años, la actividad se desarrolla en el centro Teresa de Calcuta, gestionado por la Asociación para la Gestión de la Integración Social (Ginso) y adscrito a la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid, "con un éxito abrumador", según Fernández Marchán, quien subraya que el deporte es "una herramienta fantástica para que estos chicos puedan ver la vida desde un prisma diferente y puedan tener una reinserción exitosa en la sociedad".

Ximena Hessling