EFEParís

La firma española Oteyza presentó este viernes su colección "Aire", para la primavera-verano de 2023, una reformulación de sus códigos en la que apuesta más por prendas desestructuradas aunque funcionales.

El desfile tuvo lugar en la residencia del Embajador de España en París, en la muy elegante avenida George V, cuyos salones acogieron a esta marca reina de la artesanía y de la recuperación de la lana de merino española.

En su sexto desfile en París, donde ha conseguido que la Federación de Alta Costura y Moda la integre en el calendario oficial de la Semana de la Moda, la empresa española desveló una docena de estilismos protagonizados por tonos tierra, marca de la casa, capas de lana y chaquetas rectas o cosidas a base de superposiciones.

"Estamos trabajando en una reformulación de nuestros códigos masculinos a través de prendas más desestructuradas, líneas geométricas más depuradas y funcionales que dan pie a otras estructuras y otros vuelos", explicó el cofundador de la firma, Paul García de Oteyza, creador de la marca junto a Caterina Pañeda.

Entre bambalinas, el nerviosismo asociado a los últimos minutos anteriores al desfile se apreciaba en el ambiente: los peluqueros colocaban la boina a la única modelo femenina que participó en el desfile, con un pantalón de paño y una chaqueta fina en tonos tierra. Al mismo tiempo, los maquilladores ultimaban retoques y los asistentes planchaban las prendas que iban a salir a la pasarela.

Un movimiento y una naturalidad similar a la que Oteyza reclama en esta nueva colección, en la que se presentaron también unas alpargatas planas decoradas con madroños que sedujeron a los invitados.

"Para nosotros el movimiento es una base, uno de los pilares de Oteyza", dijo el diseñador. "Es un generador de movimiento y de formas", añadió Pañeda. Los dos estaban vestidos con sus propias creaciones.

Ya en el salón principal de la residencia del embajador, varias decenas de personas presenciaron el bodegón de modelos que Oteyza fue preparando en directo. El diseñador salió, colocó y recolocó a sus maniquíes para que ningún invitado perdiera de vista los numerosos detalles que esconde cada prenda.

Una americana se convierte en capa gracias a unas cintas internas que permiten llevarla colgada del hombro; una cinta se cruza en la espalda para poner en ella un jersey, o un pantalón de pinzas ancho se abraza a la pierna mediante cintas.

A los tonos cálidos que marcan el imaginario de Oteyza se añadió este viernes el verde menta pastel en un conjunto de chaqueta larga con cuello mao y pantalón.

Los diseñadores confesaron que estos años que llevan mostrando su moda en París están también influyendo en sus creaciones, en lo que ellos encasillan en la categoría "street à couture". Es decir, ropa de calle pero hecha con el cuidado y la precisión de la alta costura.

"Venimos a jugar con esa magia en la liga más importante. Lo hacemos con potencia, con fuerza, con energía, con mucha innovación pero también con mucha tradición", comentó Oteyza mientras Pañeda ilustraba el impulso que supone desfilar en París: "¡Es como jugar en la Champions!".

Oteyza es una de las tres marcas españolas, junto a Arturo Obegero y Alled Martínez, que integran este año el calendario oficial de la moda masculina, al que se suma en la Alta Costura -que empieza en julio- la cordobesa Juana Martín.

Un número significativo de diseñadores españoles en la pasarela parisina que ha llamado la atención de la prensa francesa. El diario Le Monde les dedicó recientemente un reportaje a estos cuatro virtuosos.