EFEMadrid

Ligada al arte, a la literatura y a la verdad de los materiales, la firma española de moda masculina Oteyza presentó este viernes su nueva colección primavera-verano 2022 en la Semana de la Moda de París, un trabajo artesanal con códigos más relajados, "ropa de calle, de raíz sartorial".

Oteyza, firma, fundada en 2012 por los creativos Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, da un paso más y apuestan por prendas "más casual" que puedan llevarse todo los días, no solo en ocasiones especiales.

Y en ese caminar, influenciados por las esculturas de los caminantes de Alberto Giacometti y también por el poema "Caminante no hay camino", de Antonio Machado, estos creadores han presentado su nueva colección, "Caminante", honesta y llena de poesía.

Son prendas funcionales que cubren las necesidades de un cliente que no se atreve con una capa, "pero quiere participar en el universo Oteyza con camisas, chaquetas o deportivas, ligado al 'streewear'", ha explicado este viernes a Efe Paul García de Oteyza.

Sobre su marcada base sartorial en la que sobresalen capas, trajes y abrigos, esta firma ha emprendido un nuevo viaje con prendas más frescas y relajadas que acompaña el día a día, "piezas relajadas que llevan el ADN de la firma".

Linos, lanas y sedas alumbran gabardinas con tejidos más estructurados, levitas de verano, pantalones de tiro alto en lino, sudaderas, cuellos alzados o bermudas".

A sus famosas alpargatas huertanas, se suman unas deportivas, fabricadas en Alicante (España) "un calzado de mucha calidad con más de 300 procesos desde el inicio al fin de su fabricación", detalla.

El blanco, salmón, amarillo mostaza difuminado, azul ultramar y negro son los colores escogidos para este nuevo trabajo en el que se incluyen las rayas, "un motivo muy estival".

Por primera vez, esta firma incluye marroquinería, un bolso con dos asas cortas que ha trabajado junto a la firma española Reliquiae, "ahora son importantes las alianzas", añade Oteyza quien también se ha atrevido con unas tablas de monopatín, "un objeto muy ligado a la firma desde su origen".

En el video, grabado en el Museo del Traje de Madrid, destacan siluetas desestructuradas, aberturas y asimetrías con el fin de ofrecer dinamismo a las prendas, entre las que destacan gabardinas y una capa, esencia de la casa, piezas que se acompañan con sombreros, cinturones y collares hechos con mimbre y paja.

Con esta propuesta, la firma con taller en Madrid y galardonada con el Premio Nacional de la Moda, reivindica la sastrería tradicional con un lenguaje más joven.

Después de que el grupo madrileño, Perfumes y Diseño, controlado por Pedro Trólez, comprara una participación minoritaria de esta compañía de moda masculina, Oteyza camina con la mirada puesta en Asia hacia otras creaciones que le permite disfrutar y aprender sin perder de vista los materiales y los procesos artesanales.