EFEJijona (Alicante)

Con pan de oro, trufa blanca italiana, grano del café indonesio Kopi Luwak y azafrán de La Mancha, turrones '1880' elabora unas exclusivas tabletas de Jijona y Alicante que hacen honor al conocido eslogan publicitario de ser el más caro del mundo, a 250 euros la tableta de medio kilo.

No podía ser otra que la popular turronera fundada en 1725 por Bautista Sirvent, que cumple once generaciones de empresarios y que desde hace décadas publicita este dulce típico de la Navidad a base de almendra alicantina y miel de azahar como "el más caro del mundo".

La directora de Marketing, Beatriz Sirvent, ha explicado a Efe que con motivo de la primera celebración del día mundial del turrón, el 7 de noviembre de 2021, '1880' decidió sacar una selecta colección bajo pedido formada por tres variedades en pastillas de 500 gramos a 250 euros la unidad.

En una edición limitada que se vende en la nueva tienda Casa 1880 en la calle Mayor de Madrid, una de estas tres variedades es un turrón de Alicante (duro) con pan de oro y trufa blanca de Alba, que se cultiva en el Piamonte italiano y que en términos económicos vale más que el diamante por su altísimo valor culinario.

Sirvent ha asegurado que el sabor intenso de esta trufa combina perfectamente con la almendra entera de Alicante, a lo que se suma el pan de oro que, elaborado artesanalmente en una fina lámina que se deshace en la boca, aporta "un lujo estético a modo de mármol dorado".

El segundo tipo de este turrón más caro del mundo es de Jijona (blando) y cuenta con el ingrediente estrella del grano del café indonesio de Kopi Luwak, considerado el más selecto del planeta.

Recogido después de que un pequeño mamífero, la civeta (parecido a una comadreja), lo haya ingerido y expulsado entre sus heces, este café es una joya gastronómica porque adquiere una "acidez equilibrada" y un sabor más intenso que el convencional.

Se combina con la cremosidad del turrón blando de Jijona y se espolvorea por encima de la tableta para potenciar el sabor del café.

La tercera y última variedad del turrón más caro del mundo contiene el cotizadísimo azafrán de La Mancha, con Denominación de Origen Protegida y que aporta un toque "sensual" gracias a su alto poder colorante y su potente y exótico aroma, ha relatado Sirvent.

Estos exclusivos turrones nacen coincidiendo con la ambiciosa iniciativa del Consejo Regulador IGP Jijona Turrón de Alicante y el ayuntamiento jijonenco para que la ONU declare el 7 de noviembre Día Mundial del Turrón en reconocimiento a un producto con más de cinco siglos de historia que se consume en más de medio centenar de países.

Estas nuevas pastillas de 250 euros que se venden en la tienda de Madrid ya tienen clientes nacionales y extranjeros.

La apuesta de la compañía por abrir en Madrid tiene antecedente en la continua presencia desde finales del siglo XIX de '1880' en el tradicional mercado navideño de la cercana Plaza Mayor, donde cada Navidad se acude en busca de las clásicas figuritas de los belenes.

Dirigida por José Manuel Sirvent, '1880' pertenece al grupo agroalimentario Confectionary Holding, también dueño de 'El Lobo' (con su lema 'Qué buen turrón') y 'Doña Jimena', 'Imperial Toledana' y 'Clair de Lune' y que cuenta con plantas productivas en Jijona y en Alcaudete (Jaén).

Durante 2021, el grupo prevé fabricar alrededor de 3 millones de kilogramos de productos, sobre todo turrón aunque también chocolates, dulces navideños y mazapanes, con una facturación de 22 millones de euros.

Actualmente, exporta el 20 por ciento de sus productos a más de 40 países, principalmente a Europa, Iberoamérica y Estados Unidos, en un año en el que destaca el tirón del canal de venta en línea, que se ha disparado el 65 por ciento con respecto a 2020.

Antonio Martín