EFERoa de Duero (Burgos)

El presidente del Círculo Cultural "El Empecinado", Ignacio Moratinos, ha pedido este sábado en Roa de Duero (Burgos) que la figura de Juan Martín 'El Empecinado' tenga "el mismo reconocimiento histórico" que la de El Cid.

Moratinos, descendiente del histórico militar, cree que su empuje durante la Guerra de la Independencia (1808-1814) y su lealtad a los principios liberales y a la Constitución de Cádiz no ha sido suficientemente reconocida y por ello ha pedido que sea considerado como "el Cid moderno".

La asociación que preside Moratinos lleva desde 1999 luchando por rescatar del olvido al guerrillero castellano.

Y así lo ha vuelto a hacer esta mañana en el homenaje que se le ha tributado después de la XII Recreación de la entrada del Empecinado preso en Roa de Duero.

En esta localidad, el guerrillero que había luchado al frente de distintas fuerzas militares contra el ejército francés, fue juzgado y ahorcado por orden de Fernando VII.

El rey, que instauró el absolutismo tras recuperar la independencia de España y persiguió los movimientos liberales que surgieron en aquella época al amparo de la Constitución de Cádiz que él mismo había jurado, persiguió y envió al destierro a los liberales, entre los que se encontraba Juan Martín.

Aunque en 1824 les concedió una amnistía, ordenó detener a "El Empecinado" cuando regresaba de su destierro en Portugal y tampoco atendió a las peticiones de un juicio benevolente. El gerrillero fue apresado por los Voluntarios Realistas y sufrió malos tratos y vejaciones durante los dos años que permaneció en la cárcel de Roa, siendo al final ahorcado.

La recreación histórica que ha tenido lugar esta mañana recupera la entrada de "El Empecinado" en la villa, rodeado de soldados y atado con una soga hasta llegar a la plaza de la Colegiata, donde se le encierra en una jaula, tal como dice la leyenda, para ser objeto de escarnio público en los días de mercado.

Allí se le comunica la sentencia de muerte, que también se ha recreado hoy, así como la lectura de a petición de indulto que hizo la madre de Juan Martín a Fernando VII y que no fue atendida.

El papel del guerrillero castellano ha sido escenificado por su descendiente, Ignacio Moratinos. La comitiva ha terminado la representación delante de la estatua del militar, donde se le ha realizado un homenaje y una ofrenda floral.

Moratinos ha hecho hincapié en el "trato injusto" que ha recibido esta figura histórica, tanto en su tiempo, al ser castigado a pesar de su importante papel en la Guerra de la Independencia, como posteriormente, pues sus hazañas han permanecido olvidadas hasta 1999 en que se creó el Círculo Cultural que lleva su nombre.

Asimismo, el descendiente de este personaje histórico ha insistido en que continuará solicitando el regreso de los restos del guerrillero a la Ribera del Duero.

El próximo domingo 1 de septiembre el Círculo Cultural llevará a cabo una conmemoración del 244 nacimiento de Juan Martín "El Empecinado" en su localidad natal, Castrillo de Duero (Valladolid).