EFEMadrid

Con el objetivo de afianzarse en el mercado de Estados Unidos, la firma española de moda nupcial para mujeres Pronovias ha firmado una colaboración internacional con Marchesa, una de las habituales en las alfombras rojas de todo el mundo, además ser favorita de estrellas de Hollywood como Jennifer Lopez.

Tras un acuerdo fallido con el diseñador estadounidense Zac Posen centrado en el diseño nupcial para la novia millenial, Pronovias ha cerrado un contrato con Marchesa.

"Con esta colaboración se fortalecerá aún más la posición de Pronovias como marca de moda en los Estados Unidos y en el resto del mundo", ha dicho en nota de prensa Amandine Ohayon, CEO de Pronovias Group, quien ha añadido que esta asociación "impulsará nuestros ambiciosos planes de expansión internacional, especialmente en Norte América".

Georgina Chapman, conocida por su estética etérea y ultrafemenina, ha querido combinar el sello romántico de Marchesa con la sensualidad mediterránea en una colección de 21 vestidos de alta costura con acento andaluz, ideados por la diseñadora británica.

Sevilla ha sido su inspiración, "hace referencia a su cultura, su luz y colores seductores, combinados con un apasionado ritmo flamenco", detalla la firma de moda nupcial.

Todos los modelos están repletos de apliques florales en 3D hechos a mano y destacan los famosos corsés de la casa americana, adorados por las celebridades.

Para vestir los sueños de todas las novias del mundo, los vestidos de esta colección "son más accesibles que los de Marchesa Couture, en línea con los precios habituales de Pronovias", detallan en la nota de prensa.

"Hemos encontrado el socio perfecto que se alinea con nuestros valores fundamentales de artesanía, calidad y atención al detalle, junto con una experiencia nupcial inigualable", ha dicho Georgina Chapman.

La colección estará disponible en todas las tiendas Pronovias, 46 tiendas propias y 3.800 puntos de venta independientes, con precios que van desde los 2.000 hasta los 4.000 euros.