EFEMadrid

A miles de kilómetros de distancia, Rania de Jordania y Melania Trump, sin pretenderlo, han mantenido un duelo estilístico en el que, fieles a sus gustos, han dejado claro que la crisis sanitaria no es sinónimo de contención económica.

En 2020, el 25 de mayo ha sido una fecha señalada para Jordania y Estados Unidos. El primero ha celebrado el Día de la Independencia, y el segundo ha conmemorado a los caídos en las diferentes guerras en las que ha participado el país.

Importantes citas en ambos países para lo que las primeras damas, ambas adoran los diseños de firmas, han decidido lucir prendas sobrias, ceñidas al protocolo y pegadas a las tradiciones, pero no precisamente "low cost".

Melania Trump, que durante todo el confinamiento ha preferido seguir luciendo impolutos conjuntos que transmiten tranquilidad, para conmemorar a los soldados norteamericanos que han muerto en combate, se decantó por un abrigo blanco roto de la firma Gucci cuyo precio supera los 2.000 euros.

Por su parte, Rania de Jordania en la celebración del Día de la Independencia de Jordania, una de las fechas más esperadas en el país, se decantó por un vestido túnica con motivos de la estética tradicional de la nación y de la cultura árabe de Dar Noora, una firma palestina ubicada en Ramala.

Tras días de confinamiento, la reina hachemita, que continúa luciendo prendas de máxima tendencia de firmas internacionales, pero siendo fiel a la tradición, no ha dejado nada al azar y ha lucido diseño en color blanco con bordados en diferentes tonos de azul, cinturón y detalles en las mangas.

Rania de Jordania, con el cabello suelto, combinó este caftán con unos "stilettos" de Gianvito Rossi que superan los 900 euros y un bolso de mano, efecto mármol de la firma L´Afshar con un precio alrededor de 800 euros, además de pendiente y collar de pequeños diamantes.

Melania Trump y Rania de Jordania, amantes de la alta costura, son dos de las primeras damas mejor vestidas del mundo, y conscientes de que se analiza cada detalle de lo que llevan puesto y de que se comparan sus estilismos, no han dejado nada al azar en este duelo de confinamiento, ambas impecables