EFEMadrid

El 30 por ciento de los centros comerciales españoles permiten a sus clientes entrar a comprar en compañía de sus perros (siempre con correa y controlado), siendo Cataluña la comunidad mas permisiva ya que un 79 por ciento de sus complejos admiten la entrada de mascotas.

Estos datos se desprenden de un estudio realizado en toda España entre enero y febrero de 2020 por el blog especializado Pipper on Tour.

En la muestra se tuvieron en cuenta omplejos de tiendas, espacios de ocio y restauración que poseen zonas comunes y se descartaron los hipermercados, donde está prohibido entrar con perro de compañía, y los parques comerciales compuestos por grandes superficies.

De los 325 centros consultados, 98, que suponen un 30 por ciento de la muestra, respondieron que sí permitían a sus clientes acceder a sus espacios comunes con perros, aunque con la condición de que vayan sujetos con correa, que estén controlados y, en caso de que sean perros potencialmente peligrosos lo hagan, con bozal como marca la legislación.

Otro 36 por ciento (105 centros) aprueban el acceso de mascotas con restricciones: permiten la entrada de algunos perros pequeños siempre que puedan ser transportados en brazos o bolsos.

Otro 33,5% (109) prohíben totalmente el acceso de mascotas a sus dependencias.

Por comunidades autónomas, los centros comerciales catalanes son los más abiertos y concienciados de España ya que, de los 29 complejos consultados, 23 permiten el acceso y tres autorizan a entrar a perros en brazos o transportín; tan sólo tres les niegan por completo la entrada.

Siguen a Cataluña en esa política "dog friendly" Baleares y Canarias, donde el 75 y el 54 por ciento, respectivamente, de los complejos permiten el acceso de perros atados, y Castilla-La Mancha con un 44 por ciento de centros comerciales que admiten mascotas.

Por su parte, las comunidades más restrictivas son Madrid, ya que solo el 9 por ciento de sus centros comerciales permiten el acceso de mascotas, seguida de Navarra y Galicia.